Vecinos de Almàssera piden reubicar un pipican próximo a sus viviendas

Los residentes alertan de «malos olores, suciedad y plagas de insectos» en un informe técnico que han elaborado

VANESSA HERNÁNDEZ ALMÀSSERA.

Más de 200 vecinos de Almàssera han aportado un informe técnico sobre el estado de una zona de esparcimiento canino para comprobar si las instalaciones del pipican cumplen con las condiciones de limpieza e higiene. Según una de las afectadas, la comunidad de vecinos lleva más de tres años luchando para que se reubique este espacio para mascotas. «Hemos remitido varias instancias al Ayuntamiento y nunca nos contestaban», añadió.

En este sentido, recurrieron al Defensor del Pueblo que sí aceptó las demandas solicitadas por los implicados. Sin embargo, fuentes vecinales subrayaron que, de momento, no se ha puesto ninguna solución a la situación actual. «Tengo la casa llena de mosquiteras por la cantidad de moscas que vienen del pipican», destacó la vecina indignada. Además, añadió que el «poco mantenimiento del espacio» genera malos olores y numerosos insectos. Además, el pipican «está próximo a una zona infantil. Este parque está desierto porque los padres no quieren llevar a sus hijos a un lugar con tanta suciedad», aseguró una de las madres de la comunidad. «Primero son los derechos de los niños y luego de los perros», añadió. Por este motivo, contrataron a varios técnicos medioambientales para que examinaran ambas zonas; el pipican y el punto de recreo. «Nos hemos gastado 30.000 euros en la elaboración de este análisis», agregaron.

El informe determina que no existe «ningún mantenimiento municipal y que el espacio destinado para mascotas está muy pegado a las viviendas». Además, asegura que el material empleado para las instalaciones es «defectuoso y deficiente».

Por su parte, el alcalde de Almàssera, Ramón Puchades, aseguró que ambas zonas son aptas y que cumplen con los requisitos que pide la legislación. «Antes de construir estas instalaciones, se miró la ubicación con los arquitectos del Ayuntamiento y dieron el visto bueno», destacó.

Según el alcalde, el proyecto se envió a la Diputación y, este organismo, aprobó el plan de actuación y es la administración que subvencionó ambas zonas. En este sentido, fuentes del Consistorio subrayaron que se realizan desinfecciones todas las semanas y que los vecinos que forman parte de la comunidad encargada del informe técnico son muy «exagerados».

Los afectados adelantan a LAS PROVINCIAS que «si desde el Consistorio no actúan para alcanzar alguna solución, tomaremos medidas legales».

Fotos

Vídeos