Vecinos de Aldaia denuncian la presencia de azufre en las calles

Arrojar esta sustancia «peligrosa» para evitar que los perros orinen en las fachadas puede suponer una multa de 750 euros

V. H.ALDAIA.

Vecinos de Aldaia han denunciado el uso masivo de azufre por parte de algunos residentes de la calle San Francisco, como forma de ahuyentar a los perros para que no orinen en sus fachadas. «Esta práctica está prohibida y puede ser peligrosa tanto para la salud de los animales como de las personas», destacaron.

En este sentido, uno de los vecinos aseguró que la mayor parte de responsabilidad la tienen los dueños al permitirles miccionar en las paredes de los edificios. No obstante, rechazan el vertido de azufre para evitar esta situación.

«La solución se llama pipican, si el Ayuntamiento habilitará una zona de esparcimiento para nuestras mascotas, no nos encontraríamos con tantos excrementos u orines en las calles», agregó. En esta línea, la Policía Local, a través de sus redes sociales, señaló que echar azufre en plena avenida puede suponer una multa considerable.

La sanción puede llegar hasta los 750 euros, pero puede aumentar, puesto que el uso de este químico está considerado como «sustancia peligrosa». Además, afirmaron que verter este elemento no sirve para evitar que los perros orinen en las fachadas. En esta línea, muchos vecinos reclaman al Consistorio un «remedio».

«El gobierno podría poner en funcionamiento una brigada que se encargara de arrojar productos que no fueran tóxicos pero que impidieran este comportamiento por parte de las mascotas», apuntaron. Por su parte, una de las vecinas afectadas destacó que como vuelva a suceder denunciará ante el Seprona, «no lo voy a consentir», añadió.