Valencia rechaza anular una oposición pese a la orden de la Agencia Antifraude

Á. S. VALENCIA.

El nuevo informe de la Agencia Valenciana Antifraude es demoledor para el tripartito que dirige el Ayuntamiento de Valencia. La entidad obliga al Consistorio a anular el procedimiento por el cual se adjudicó una plaza de jefe de servicio en la concejalía de Pueblos al considerar que no se podían tener en cuenta los méritos y una entrevista para el cómputo total del concurso. La resolución llega a raíz de una denuncia del grupo municipal popular. El Consistorio informó ayer de que no piensa rehacer el concurso porque el tribunal que otorgó la plaza está formado por funcionarios y no por miembros del gobierno.

La cuestión se remonta a 2017, cuando el Consistorio comienza a preparar un concurso para una plaza de ingeniero técnico agrícola como jefe de servicio en la concejalía de Pueblos que dirige Consol Castillo. Según la Agencia Antifraude, en las bases aprobadas por la Junta de Gobierno Local «no se hace mención expresa y específica a la valoración» de méritos y entrevista. Según el informe, la persona beneficiaria del concurso recibió 40,72 puntos de la valoración de antigüedad, nivel, formación y desempeño en un puesto igual o superior, lo que la colocó la segunda. Sin embargo, fue esa valoración de la entrevista y la memoria lo que le dio 31 puntos. Por su parte, fuentes municipales insistieron en que todo el procedimiento «ha sido validado por el Servicio de Personal y el Secretario del área de personal».

El funcionario en cuestión procede del Ayuntamiento de Godella y llegó al de Valencia en comisión de servicios. La plaza que este ocupaba en Godella actualmente se encuentra ocupándola la mujer de uno de los concejales de Compromís del Consistorio godellense, según denunció ayer el grupo municipal popular de Valencia.

 

Fotos

Vídeos