Tres encapuchados asaltan a una mujer en Albal tras maniatarla en su casa

Los ladrones hirieron con un arma blanca a la víctima y robaron dinero y dos escopetas de caza tras obligarla a llamar a su marido para que abriera la caja fuerte

JAVIER MARTÍNEZ

Tres individuos encapuchados asaltaron en la madrugada de ayer a una mujer en su casa en la localidad de Albal tras amenazarla con un arma blanca, maniatarla y mantenerla retenida durante cerca de dos horas. Los violentos hechos ocurrieron entre la una y las tres de la madrugada en circunstancias que investiga el equipo de Policía Judicial de la Guardia Civil de Alfafar.

Dos de los delincuentes accedieron a la vivienda de la víctima a través del ático contiguo y un tercer hombre se quedó fuera para vigilar y avisar a sus compinches de la posible llegada de alguna patrulla policial. Tras maniatar a la mujer, los asaltantes registraron la casa y encontraron una caja fuerte. Uno de los ladrones amenazó entonces a la víctima para que abriera la caja, pero la llave la tenía su marido. Los delincuentes obligaron entonces a la mujer a llamar por teléfono a su esposo, que no se encontraba en la vivienda, y esperaron a que llegara el hombre para reducirlo y atarlo también. La mujer sufrió una herida de arma blanca en una pierna durante un forcejeo cuando trataba de zafarse de uno de los ladrones, aunque el corte no era profundo.

Tras abrir la caja fuerte, los individuos robaron una pequeña cantidad de dinero y se llevaron también dos escopetas de caza, el móvil de la mujer y otros objetos de valor. Poco después, el hombre logró desatarse y acudió al retén de la Policía Local de Albal para pedir auxilio. Eran las tres de la madrugada del lunes. Dos patrullas de la Guardia Civil y otra de la Policía Local acudieron con urgencia al piso asaltado y realizaron las primeras averiguaciones.

Durante el asalto, la mujer pasó mucho miedo y vivió momentos de gran nerviosismo y tensión cuando uno de los ladrones le hizo un corte en la pierna. Según los testimonios de las víctimas, los asaltantes los amenazaron con un arma blanca para que no gritaran y le quitaron el móvil a ella después de que llamara a su marido.

La Guardia Civil de Alfafar se hizo cargo de las investigaciones para identificar a los autores del robo. Todo parece indicar que los delincuentes podrían haber planificado el asalto tras vigilar a la mujer durante varios días. Un agente especializado en dactiloscopia realizó una minuciosa inspección en la casa para buscar posibles huellas de los ladrones.

El 1 de febrero de 2017, dos individuos se hicieron pasar por policías para asaltar la vivienda de un empresario ruso en Puerto de Sagunto. Uno de los delincuentes golpeó con la culata de su pistola a la víctima, que sufrió una brecha en la cabeza, mientras que su mujer y su hija de 11 años lograron escapar tras saltar a la terraza del ático contiguo y llamaron a la policía. Los falsos agentes llamaron a la puerta y pidieron al empresario que les abriera. Uno de ellos mostró una placa de policía. La víctima les dejó entrar y los individuos empujaron con fuerza la puerta, sacaron las pistolas y golpearon con una de ellas al hombre, que gritó para avisar a su familia. esposa y a su hija.

Fotos

Vídeos