Los trabajadores sociales de l'Horta Nord convocan una huelga indefinida

Quejas de los trabajadores sociales y los usuarios por los impagos de la Generalitat. / lp
Quejas de los trabajadores sociales y los usuarios por los impagos de la Generalitat. / lp

El Consorcio de Servicios estudia cerrar los cinco centros de atención por la falta de recursos que supone los impagos de la Generalitat

VANESSA HERNÁNDEZ ALBORAYA.

La pesadilla continúa para los empleados y usuarios del Consorcio de Servicios Sociales de l'Horta Nord. Más de un año llevan padeciendo los impagos de las subvenciones por parte de la Generalitat. En total, más de 2,5 millones de euros le debe la Conselleria al Consorcio, entidad que se encarga de la atención a personas con discapacidad de la comarca y que atiende a usuarios de 21 municipios.

Por este motivo, los trabajadores sociales de los cinco centros de atención de l'Horta Nord han realizado una solicitud de huelga indefinida para el día 30 de mayo.

«Nosotros vamos a apoyar a los empleados y a los usuarios en todo, con sus propuestas y reivindicaciones, realizaremos acciones conjuntas si hace falta», adelantó a este medio, la presidenta del Consorcio, Susana Cazorla. Así se decidió durante la asamblea del Consejo General, ayer por la tarde.

La entidad considera «insuficiente» la resolución del pago de 2019, firmada por la conselleria

«No damos a basto, no disponemos de más fondos, sólo tenemos recursos para pagar la seguridad social de los empleados», destacaron resignados desde el Consorcio. En este sentido, Cazorla señaló que antes del inicio de esta huelga, los empleados de los centros, los usuarios y representantes de la asociación, se concentrarán el 28 de mayo, en la plaza Manises como protesta por la falta de subvenciones. Además, durante esta semana, tendrá lugar varios actos de protesta simbólica en algunos municipios de l'Horta Nord.

«Llevamos desde 2011 así, las ayudas de la Generalitat se retrasan durante largos periodos de tiempo y de forma intermitente», señalaron dichas fuentes. Por este motivo, desde la agrupación se plantean cerrar estas instalaciones durante las próximas semanas. «No podemos seguir manteniendo estos espacios sin las ayudas económicas de la conselleria de Servicios Sociales, hace falta dinero para pagar a los trabajadores, a los proveedores, las facturas de luz...», apuntaron desde el Consorcio.

Es cierto que, tras las continuas reuniones entre ambas instituciones, la Generalitat ha firmado la resolución de los pagos del año 2019. No obstante, estos abonos ni serán inmediatos ni sufragarán la totalidad del presupuesto, sólo se abonará el 35%. «Esta disposición es insuficiente, con este dinero únicamente cubrimos las pólizas de crédito ejecutadas», señalaron.

Peticiones

Por lo tanto, esta aprobación no es una solución a corto plazo para las personas afectadas. Asimismo, puntualizaron que las subvenciones de 2018, están paradas.

«Es un proceso mucho más lento, aún no se ha firmado nada», indicó. En este sentido, una de las peticiones del Consorcio a la Conselleria ha sido desoída. A finales de abril, ambas instituciones se reunieron para buscar otras alternativas y solucionar esta deuda.

Sin duda, modificar el presupuesto de 2019 para incluir el abono del año anterior, fue una de las opciones que reclamó la entidad, para acelerar el pago. No obstante, la Generalitat, según el Consorcio, ha refrendado sólo los pagos de 2019, sin incluir los del año pasado. «Seguimos necesitando la modificación de este presupuesto para alcanzar una solidez económica», apuntaron.

En esta línea, indicaron que están esperando la creación del nuevo Consell para exigirles «de una vez por todas», una estabilidad. «Queremos seguir funcionando, prestar unos servicios de garantía para todos», destacaron.