Torrent reparte llaveros que avisan a los padres cuando los niños llegan al colegio

La concejala de Educación, Patricia Sáez, con los padres. / lp
La concejala de Educación, Patricia Sáez, con los padres. / lp

Esta experiencia piloto se puso en marcha en el mes de mayo para cerca de un centenar de alumnos del colegio Federico Maicas

ADA DASÍ

torrent. Los escolares de quinto de primaria del colegio Federico Maicas de Torrent, y sus padres y madres, han sido los primeros en probar el dispositivo móvil que avisa cuando los niños han llegado al colegio. El Ayuntamiento de Torrent puso en marcha esta iniciativa para comprobar su resultado en una experiencia piloto que se inició en el mes de mayo y que ha concluido con las vacaciones de verano. Ahora será el momento de analizar si la propuesta es efectiva para extenderla a otros centros al comienzo del nuevo curso.

La prueba piloto ha consistido en entregar a los cerca de 90 alumnos un dispositivo del tamaño de un llavero, que puede llevarse en la mochila, conectado mediante tecnología bluetooth a la aplicación móvil 'Ruta escolar Torrent', y a la red de sensores instalados en distintos puntos del municipio, siguiendo los caminos diseñados, y en la puerta del centro. De esta forma, el sistema avisaba a los padres y madres de que sus hijos habían llegado al colegio.

La implantación de esta iniciativa contó con una reunión previa con los padres en la que la concejala de Educación, Patricia Sáez explicó su funcionamiento y resolvió las dudas. «Gracias a las rutas escolares, además de contar cada vez más con una ciudad moderna y sostenible, nuestras alumnas y alumnos, podrán hacer cada vez con más seguridad un trayecto cotidiano como el ir y venir del colegio», destacó.

La propuesta está incluida dentro de las Medidas para la mejora de la Movilidad Urbana Sostenible cofinanciadas con fondos europeos del Programa Operativo Plurirregional de España (POPE-FEDER) y enmarcadas dentro de la Estrategia DUSI, y es un nuevo paso hacia la implantación de las rutas escolares seguras.

A lo largo del año, el consistorio ha ido implantando medidas para que el camino de los alumnos de siete colegios y un instituto, situados en la parte alta, sean más seguros.

Este es el caso de la instalación de 23 señales verticales para identificar la ruta que, además, están elaboradas con material reciclado. También se han pintado otros identificadores en las aceras indicando el sentido de la marcha para llegar a los centros escolares y se han colocado 27 dispositivos capaces de detectar la proximidad de dispositivos bluetooth.

A principios de año a todo esto se sumaron tres pasos de cebra inteligentes en el cruce de la calle Azorín con la avenida al Vedat, que se iluminan cuando se acercan los peatones, también como prueba piloto antes de la instalación en otros puntos, a los que se unirán otros tridimensionales y la eliminación de los contenedores en las puertas de los colegios.