Torrent proyecta pasos de cebra con sensores y en tres dimensiones en las rutas escolares

El paso de peatones de la calle Miguel Hernández, en el que se va a actuar. / lp
El paso de peatones de la calle Miguel Hernández, en el que se va a actuar. / lp

Un total de 2.598 alumnos de seis centros docentes se beneficiarán de estas y otras medidas incluidas en el diseño de itinerarios seguros

ADA DASÍ TORRENT.

Pasos de cebra en tres dimensiones para obligar a los vehículos a frenar y la instalación de sensores que hacen que se iluminen cuando se acerca el peatón, son dos de las propuestas innovadoras que se integran en el proyecto de las rutas escolares seguras que está diseñando la capital de l'Horta Sud. El objetivo es que los alumnos puedan desplazarse a pie a sus centros educativos sin correr peligros innecesarios por el tráfico y a través de un itinerario en los que tengan la prioridad, favoreciendo la autonomía y, al mismo tiempo, fomentando la sostenibilidad ya que se evita el uso de otros medios de transporte.

En total 1.895 alumnas y alumnos de educación primaria y 703 de secundaria de seis centros educativos de Torrent se beneficiarán de estas rutas, en una primera fase. Así, los estudiantes de los colegios Federico Maicas, Antonio Machado, Miguel Hernández, Les Terretes, Sant Pasqual y del Instituto La Marxadella, podrán acudir a sus clases de forma segura.

Los itinerarios que llegan hasta los colegios se han diseñado escogiendo los más propicios en función de distintos factores como un menor tráfico, aceras más anchas, menos garajes de entrada y salida vehículos o la presencia de árboles que dan sombra, entre otros.

A lo largo de los recorridos se instalarán tanto señales verticales como horizontales, además, de pintar los pasos de cebra. Las primeras, de las que se colocarán una decena, están elaboradas con materiales recuperados de neumáticos e indicarán con flechas el camino que tiene que seguir los alumnos.

Además de utilizar este sistema que sirve para orientar fácilmente a los viandantes, también se van a pintar en las aceras señales similares de tipo circular que marcan la dirección del recorrido, indicando si tienen que girar a la derecha o a la izquierda, para que no hayan pérdidas y sea más comprensible. En estos momentos se están terminando de diseñar para proceder a su instalación en la mayor brevedad.

Por otra parte, también se actuará sobre los pasos de cebra, para complementar estas acciones e incidir en la seguridad de los usuarios de estas rutas. Una primera medida es la creación de 25 nuevos a lo largo de los recorridos y, los de la avenida al Vedat y la calle Azorín, serán inteligentes, de forma que se iluminarán cuando se acerque el peatón.

Los pasos de peatones en tres dimensiones se instalarán en tres ubicaciones que serán la calle Doctor Marañón, la avenida al Vedat y el parque Juan Carlos I. Esta iniciativa pionera provoca un efecto de tridimensionalidad y hace que los conductores aminoren la velocidad ante la presencia de un paso elevado.

También se eliminarán los contenedores en las puertas de los centros escolares y se instalarán sensores que permitirán seguir los recorridos a través de los teléfonos móviles.

El concejal de Modernización, Andrés Campos, explica que con estas medidas «conseguiremos una vía pública más segura en un trayecto cotidiano como es el camino a la escuela de los niños, en la que también se incrementará la vigilancia por parte de la Policía Local».

El proyecto de rutas escolares seguras es una iniciativa que implica a los departamentos de Educación, Modernización, Movilidad y Seguridad Ciudadana y que cuenta con un presupuesto de 120.000 euros. Está enmarcado dentro de la Estrategia de desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi) y cofinanciado por fondos europeos Feder.

Fotos

Vídeos