Torrent protege contra incendios el 90% de su zona boscosa y los barrancos

El concejal, Andrés Campos, explica la información que trata el sistema contra incendios, Senticnel. / lp
El concejal, Andrés Campos, explica la información que trata el sistema contra incendios, Senticnel. / lp

El Consistorio contrata la instalación de pasos de cebra con luz y sensores de movimiento para dar mayor seguridad al peatón

ADA DASÍ

torrent. Un total de 350 hectáreas de zonas naturales de El Vedat, la Serra Perenxisa y los barrancos de Torrent están protegidas contra incendios a través de la instalación de 70 nodos de detección, cinco estaciones meteorológicas y seis cámaras de videovigilancia conectadas con la Policía Local, lo que supone poder visualizar cerca del 90% del término municipal.

El sistema Senticnel es mucho más complejo y, además, de estos elementos recoge datos de medición de temperatura, estudios morfológicos, orientación, combustibles de la zona, vegetación o clima, y el software es capaz de interpretar esta información e incluso predecir la dirección de un incendio, en caso de producirse.

Todo esto está a disposición de la Policía Local y de los vecinos que pueden consultarlo a través de la web municipal.

El Ayuntamiento concluye así la puesta en marcha de este sistema de protección contra incendios, pionero en Europa, que ha contado con una inversión de 140.000 euros subvencionada con fondos de la Edusi, y por el que ya se han interesado otras ciudades como Paterna, o Gandía, como señaló el concejal de Gestión de Recursos, Andrés Campos, en rueda de prensa.

Esta nueva instalación se suma a los sensores que ya habían y a los 15 cañones de agua de El Vedat. No obstante, también se ha previsto instalar una estación meteorológica más en el Hort de Trénor y otros nodos en las conexiones de los barrancos.

Mejoras viales

De igual forma, el alcalde, Jesús Ros, avanzó en la rueda de prensa la reconversión de tres de los pasos de peatones de Padre Méndez, uno de ellos en el cruce con la calle Azorín, en «inteligentes y más seguros». Para esta experiencia piloto, que tras observar sus resultados se implantará en otras zonas, se ha destinado una inversión de 27.000 euros, enmarcada dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (Edusi).

Estos tres puntos están marcados como los que más afluencia registran en la ciudad en el estudio elaborado por la Universidad para delimitar las rutas escolares seguras ya que en ellos concluyen tres colegios y el instituto de La Marxadella. El contrato para la instalación ya se ha firmado y el sistema empezará a funcionar en el mes de enero.

El objetivo es que «el paso visibilice al peatón a través de sensores de movimiento», explica el edil Andrés Campos, «de forma que cuando alguien cruce se encenderá un foco que lo iluminará para alertar a los coches».

Esta es una de las iniciativas que se enmarcan en el proyecto de las rutas escolares seguras, que también incluye pasos de cebra en 3D, otra medida pionera, y la señalización de los recorridos con indicaciones muy visuales y con temática escolar, adecuada para sus usuarios.

 

Fotos

Vídeos