Torrent invierte 1,7 millones de euros en la reforma y mejora de los colegios

Los operarios trabajan en la fachada del colegio Lope de Vega. / lp
Los operarios trabajan en la fachada del colegio Lope de Vega. / lp

Las obras ya se han iniciado en todos ellos y contemplan cambios de ventanas y puertas y el arreglo de patios entre otras actuaciones

ADA DASÍ TORRENT.

Con una inversión de 1,7 millones de euros, el Ayuntamiento de Torrent está desarrollando las obras de mejora y modernización en nueve colegios públicos de infantil y primaria de la ciudad, a través del Plan Edificant que promueve la Conselleria de Educación.

En esta primera fase, una de las actuaciones que se está llevando a cabo es la adecuación y el pintado de las fachadas del edificio de primaria del CEIP Lope de Vega, además de reparar el cerramiento exterior de parcela. En el CEIP San Pascual se están adecuando los vestuarios en el gimnasio y, en breve, se iniciarán los trabajos en el cerramiento exterior de la parcela.

Por otro lado, en el CEIP Juan XXIII se está procediendo a adecuar todos los baños y vestuarios, al mismo tiempo que se van a cambiar las ventanas y las puertas exteriores del edificio de infantil para mejorar la eficiencia energética.

En cuanto a los CEIP Miguel Hernández y CEIP Federico Maicas se ha repuesto el cerramiento exterior del colegio en el primero y se ha reparado y mejorado el del segundo. En el CEIP El Molí, además de subsanar también el cerramiento exterior, se ha planificado la adecuación de los accesos principales al centro.

Por último, el CEIP Antonio Machado y en el CEIP San Juan Bautista se ha programado el trabajo y preparación de materiales y ejecución de pruebas y muestras, para iniciar en breve obras de mejora en el patio, en el primer caso, y para el cambio de ventanas en los dos centros.

Según explicó el alcalde, Jesús Ros, en rueda de prensa, hay seis actuaciones más que están en proceso de contratación y otras dos en las que se tendrá que decidir si se opta por una reforma integral de los centros escolares o si se realizan construcciones nuevas. «Estamos consiguiendo una transformación de los colegios para incrementar la calidad educativa y el nivel de las infraestructuras. Es un objetivo cumplido», añadió Ros.

Además, el Consistorio también ha proyectado la sustitución de las calderas de gasoil en los diez colegios públicos por otras más sostenibles, que se enmarca dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integral (Edusi) que se financia con fondos europeos.

Rutas seguras

Esta no es la única mejora que se ha previsto en los colegios a través de esta financiación, ya que hay una partida de 400.000 euros para convertirlos en centros inteligentes como ya está implantado en el colegio Juan XXIIII, y se están diseñando las rutas escolares seguras.

En esta línea, se inauguraron recientemente los pasos de cebra inteligentes en la avenida al Vedat, en los cruces con las calles Azorín y Maestro Sanchís Almiñano que aumenta la seguridad en esta artería principal. Ahora, el Consistorio ha previsto hacer una prueba piloto, hasta final de curso, con 90 alumnos de quinto de primaria del colegio Federico Maicas y sus familias, que serán los primeros en probar los dispositivos que permiten hacer un seguimiento del recorrido de los escolares desde sus domicilios hasta la escuela.