Torrent instala pasos de peatones en tres dimensiones para aumentar la seguridad vial

Una vecina cruza por uno de los pasos de peatones tridimensionales. / lp
Una vecina cruza por uno de los pasos de peatones tridimensionales. / lp

Esta iniciativa se ha desarrollado en la calle Azorín porque tiene más tráfico y está en el circuito de la rutas escolares sin peligro

ADA DASÍTORRENT.

La capital de l'Horta Sud es la primera en la comarca en instalar pasos de peatones en 3D para incrementar la seguridad vial, sumándose a Almussafes, que fue el primer municipio de España en implantarlos el año pasado, y Villareal. De momento, se han pintado en la calle Azorín, una de las más transitadas y que está dentro de las rutas escolares que ha diseñado el Ayuntamiento con el fin de que los alumnos acudan a los centros educativos con menos peligro. Una empresa local ha sido la encargada del pintado, mientras que el diseño ha corrido a cargo del servicio de Movilidad de la Policía Local de Torrent.

Los pasos simulan ser tridimensionales con el objetivo de llamar la atención de los conductores para que disminuyan la velocidad sin necesidad de instalar badenes o reductores. De esta forma se consigue un «engaño visual» que instintivamente provoca que se pise el freno ya que el efecto óptico que causa, desde cierta distancia, es el de las líneas blancas flotando sobre el asfalto.

Esta es una de las medidas que se enmarca en el proyecto de las rutas escolares seguras que se ha puesto en funcionamiento el primer día de clase en seis centros educativos y que está cofinanciado con fondos europeos, dentro de la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible Integrado (EDUSI).

El Consistorio ha repartido llaveros a los alumnos de seis centros conectados a una aplicación móvil

El alumnado de los CEIP Federico Maicas, Antonio Machado, Miguel Hernández, Les Terretes, Sant Pasqual y el IES La Marxadella han sido los primeros en comprobar la seguridad de estos caminos con los que se pretende favorece su autonomía, autoestima y su interacción social.

En este sentido, los estudiantes, además de llevar libros en sus mochilas también tienen un llavero bluetooth activado que, a través de una aplicación móvil, permite a los padres y madres tener constancia del momento en el que su hijo ha llegado al centro escolar. La experiencia piloto se hizo previamente las últimas semanas de clase del mes de junio y en ella participaron 90 alumnos de quinto de Primaria del colegio Federico Maicas.

Otra de las medidas que ha puesto en marcha el Ayuntamiento de Torrent dentro de este proyecto es la señalización de los recorridos con indicadores como las ecoseñales verticales, atractivas por su forma y muy visibles; las horizontales, pintadas en las aceras; y los pasos de peatones personalizados e identificados con el texto 'ruta escolar'.

Esta iniciativa completó otra de las medidas que se puso en funcionamiento el curso pasado con la instalación de pasos de cebra inteligentes en el cruce de la calle Azorín con la avenida al Vedat, que se iluminan cuando se acercan los peatones, mejorando la visibilidad de los conductores especialmente cuando la vegetación o el mobiliario urbano dificulta la visión de los más pequeños.

El concejal del área de Modernización, Andrés Campos, apunta que con esto «construimos un Torrent adaptado a las necesidades de los más pequeños y pequeñas y, además, fomentamos la educación ciudadana, adquiriendo valores en torno a la movilidad sostenible y el respeto al medio ambiente, además de incrementar su seguridad y autonomía».

Los avances de este proyecto se presentaron esta semana por los departamentos del Ayuntamiento implicados en él a los directores de los centros participantes, así como las conclusiones de la experiencia piloto y las mejoras derivadas de la misma.