Torrent inicia la construcción del nuevo pabellón por un millón de euros

El alcalde, Jesús Ros, muestra la ubicación del pabellón. / lp
El alcalde, Jesús Ros, muestra la ubicación del pabellón. / lp

La junta de gobierno aprueba la compra de unos locales para las asociaciones y colectivos con un presupuesto de 110.000 euros

ADA DASÍ TORRENT.

Esta semana comienzan los trabajos sobre el terreno del tercer pabellón deportivo que tendrá Torrent, ubicado en la zona del Toll l'Alberca, y que cuenta con una inversión que ronda el millón de euros. El Centro de Rendimiento Deportivo dispondrá de una superficie cubierta de unos 1.500 metros cuadrados, con una pista polideportiva habilitada para la práctica de disciplinas como el balonmano, el fútbol sala, baloncesto y voleibol, con las dimensiones reglamentarias.

En total la zona de actuación tendrá aproximadamente 3.000 metros cuadrados e incluirá una zona de aparcamiento. El edificio estará formado por un área de mayor altura, donde estará la pista polideportiva, a modo de caja opaca, quedando transparente parte de la planta baja para lograr iluminación natural a pie de pista. A este módulo principal se adosará a dos de sus lados, un área de menor altura, para los espacios auxiliares como vestuarios, recepción o almacenes.

El alcalde, Jesús Ros, explicó en rueda de prensa, que se trata de un edificio «moderno, funcional y atractivo» que ampliará el espacio destinado a los clubes locales. «La mayoría de ellos son amateurs y necesitan el horario de tardes, por lo que las mañanas se ocupará con actividades de la Fundación Deportiva Municipal».

Esta actuación entra dentro del paquete de inversiones financieramente sostenibles que se están realizando gracias al superávit del ejercicio de 2017. Entre ellas también se encuentra la adquisición de un local para asociaciones, que aprobó esta semana la junta de Gobierno local, con un presupuesto de 110.000 euros.

Se trata de unos locales ubicados alrededor del patio, privado pero de uso público, de la manzana del edificio entre las calles Federico Maicas, Virgen de la Paz, Benemérita Guardia Civil y Sedaví, que cuenta con una superficie de 663 metros cuadrados. Estará dotado de una sala multiusos de mayor tamaño y de otras junto a ella, donde se situarán los espacios para una decena de asociaciones y colectivos de la ciudad que no cuentan actualmente con una sede municipal.

El centro, situado en el interior de la manzana, tiene salida a dos calles por lo que se cerrará con puertas y se asignará un horario para conciliar la convivencia entre asociaciones y vecinos del bloque. Además, se ha previsto remodelar la plaza central instalando un área de juegos infantiles en esta zona «que cuenta con una gran población y pocos espacios públicos», como señaló Ros.

El alcalde apuntó que con esta actuación se consiguen tres objetivos. Por una parte, «crear un espacio de convivencia para que una decena de asociaciones puedan realizar su actividad diaria y tener un sala multiusos». Por otra, «mejorar la imagen de este entorno ubicado entre las fincas que carecía de un mantenimiento adecuado» y «recuperar una plaza pública».

Ahora se ha confirmado la compra de estos locales, con la aprobación en la junta de gobierno, y el acondicionamiento de los mismos se incluirá como inversión a cargo del superávit proveniente del cierre del ejercicio de 2018.

Ros también avanzó, en la misma rueda de prensa, que ya se han adjudicado las obras para la rehabilitación del salón de actos de la Casa de la Cultura pero que no empezarán a ejecutarse hasta el 17 de junio, una vez se haya celebrado allí el pleno de constitución del nuevo ayuntamiento, tras las elecciones municipales.

«Estamos cambiando la ciudad sin endeudarnos mediante el superávit y a través de programas como la Edusi, con fondos europeos, convenios con la Generalitat, como es el caso del Plan Edificant, y a través de fondos de la Diputación provenientes del programa SOM», explicó el alcalde.