Torrent cumple una petición vecinal y limpia la calle que une el Xenillet con Mas del Jutge

La brigada municipal ejecuta los trabajos de limpieza. / lp
La brigada municipal ejecuta los trabajos de limpieza. / lp

El Partido Popular reclama, además de esta actuación, pavimentar la avenida, más seguridad vial y una mayor vigilancia

V. H.TORRENT.

El Ayuntamiento de Torrent ha puesto en marcha los trabajos de limpieza en una de las zonas más conflictivas de Torrent; el entorno de la finca roja.

Un bloque de viviendas, ubicado en el barrio del Xenillet, que estaba generando quejas entre los vecinos del término. Tras estas demandas, el equipo de gobierno ha comenzado esta labor de saneamiento cumpliendo así la petición vecinal.

Según fuentes municipales, esta mejora estaba prevista desde hace tiempo. «Estamos realizando esta labor provisional, como estaba dispuesto», indican. Una iniciativa que consiste en la renovación de la calle que conecta el barrio del Xenillet con el polígono industrial Mas del Jutge. Además, según dichas fuentes, la brigada municipal se encargará de limpiar el entorno y las zonas colindantes de determinados inmuebles.

El gobierno destaca que adecentará el entorno de la finca roja y las zonas colindantes

«Hay viviendas que, de forma recurrente a lo largo del año, necesitan servicios extraordinarios de saneamiento generados por acciones incívicos», apuntan. Un proyecto que tiene el objetivo de evitar las condiciones insalubres que se producen en esta franja de Torrent. En este sentido, no hay que olvidar que desde la oposición llevan semanas reclamando una rehabilitación del barrio.

Quejas

Sin ir más lejos, el Partido Popular aseguró que esta zona padece un enorme abandono por parte del gobierno local desde hace tiempo. Los populares indicaron que esta inacción ha provocado que las obras, realizadas en la rotonda del cruce de Quatre Camins, se alarguen más de los estipulado, generando que los vehículos tengan que adentrarse por esta calle del barrio del Xenillet para poder acceder al polígono.

Una avenida que desde la oposición ya adelantaron que estaba sin asfaltar, carecía de seguridad vial y, además, no disponía de vigilancia. En esta línea, instaron al ejecutivo a iniciar ya las labores de saneamiento de esta zona debido a las quejas vecinales.