Torrent aprueba la liquidación de las cuentas de 2018 que rebaja la deuda a un 63%

Un momento del pleno en el que se aprobó la liquidación del presupuesto. / lp
Un momento del pleno en el que se aprobó la liquidación del presupuesto. / lp

El voto de calidad del alcade, Jesús Ros, en segunda vuelta fue necesario tras la abstención de Ciudadanos

ADA DASÍ

torrent. La abstención del grupo municipal Ciudadanos y el voto de calidad del alcalde, Jesús Ros, en segunda vuelta, permitió que el pleno de Torrent aprobara la liquidación del presupuesto de 2018 que arroja un resultado positivo de 11,1 millones de euros y deja el nivel de endeudamiento en un 63,53%, con una rebaja del 45% respecto al del año anterior.

Aunque el portavoz socialista, Andrés Campos, pidió el apoyo de todos los grupos porque «es la realidad económica del ayuntamiento» y puntualizó que 9 de cada 10 municipios aprueban las cuentas generales, sus argumentos no convencieron a PP, Compromís y Vox que votaron en contra del presupuesto, que llegaba al pleno tras responder a las alegaciones presentadas por los grupos políticos.

Campos destacó que en este presupuesto «hemos destinado más recursos al empleo, que se ha triplicado, educación, donde ha subido un 11% y pavimentación de vías públicas, un 46%, y hemos ahorrado un 23% en alumbrado público», mientras que «se ha mantenido el presupuesto de fiestas en 600.000 euros y se ha recortado desde 2015 un 40% en órganos de Gobierno».

El edil también resaltó uno de los logros conseguidos que ha sido «la amortización de préstamos» y la disminución del endeudamiento «que en 2015 estaba en 100,9% con 8 millones en pólizas». En cuanto a los ingresos, Campos apuntó que «se ha incrementado la liquidación del IAE que ha pasado de uno a dos millones en 2018», mientras que «se ha congelado el IBI y solo ha aumentado por la regularización del Ministerio».

De igual forma, señaló que «se ha pasado de un remanente de tesorería de 4,6 millones de euros en 2017 a los 10,9 millones de 2018», «lo que indica que se ha saneado la situación y nos ha permitido invertir para mejorar la calidad de vida de los ciudadanos sin tener que pedir autorizaciones». Respecto al plazo de pago medio a proveedores se sitúa en 5,55 días. El portavoz socialista también indicó que «el inventario está realizado y aprobado por decreto. El enlace con la contabilidad se hará a lo largo de este año».

Oposición

Solo Ciudadanos dio un voto de confianza al equipo de Gobierno con su abstención y su portavoz, Raúl Claramonte, puso de relevancia que «las consecuencias de que no se aprueben no son beneficiosas para los torrentinos», además «el informe de intervención es favorable».

La portavoz del PP, Amparo Folgado recordó al Ejecutivo socialista que «es un presupuesto prorrogado desde 2016» y que «se ha ejecutado solo el 72% del gasto», así como «se ha recaudado 10 millones menos de lo previsto». Folgado reclamó la falta de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT) y justificó su voto en contra porque «las propuestas de gestión las hacen los políticos».

Por su parte, Compromís aunque se aprobaron 21 de sus 54 alegaciones, recriminó al equipo de Gobierno que «no existe voluntad para solucionar problemas que se repiten» como es el caso de la falta de inventario del Consell Agrari y la Junta Local Fallera, la contabilidad no auditada de las empresas públicas y la falta de información sobre subcontrataciones de Nous Espais.

El alcalde, Jesús Ros, cerró el debate señalando que «lo que quieren saber los ciudadanos es que el presupuesto se ha liquidado con superávit. En 2017 gastamos cuatro millones menos, en 2018 fueron cinco y en el 2019 estará más cerca de siete». «Nuestro objetivo es dar un buen servicio a los ciudadanos que esté acompasado con lo que se gasta, que paguen lo menos posible y ordenar la ciudad», añadió.