El Supremo confirma la condena a la edil que llamó «asesino» a Barrio

La concejala de Catarroja Datxu Peris tendrá que pagar 7.000 euros a la familia del torero por intromisión ilegítima en el derecho al honor

A. D. CATARROJA.

La concejala de Catarroja, Datxu Peris, del grupo de no adscritos, tendrá que indemnizar a la familia de Víctor Barrio con 7.000 euros, después de que la Sala de lo Civil del Tribunal Supremo (TS) haya confirmado la condena por una intromisión ilegítima en el derecho al honor del torero, al que llamó «asesino» en una red social tras su muerte corneado por un toro en la plaza de Teruel el 9 de julio de 2016.

Así, se desestima el recurso de casación y se confirma la sentencia tanto del juzgado de Primera Instancia como de la Audiencia de Segovia. Peris había alegado, entre otras razones, en su contestación a la demanda de la familia, que su mensaje «no tenía como fin minar la reputación del diestro sino realizar una crítica legítima» a la tauromaquia y que formaba parte de una formación, Guanyar Catarroja, a la que representaba como concejala en un Ayuntamiento en cuyo ideario político figura la defensa de los derechos de los animales.

Tanto el juzgado de Primera Instancia como la Audiencia estimaron la demanda al considerar que la prevalencia de la libertad de expresión no es absoluta sino «funcional» en la medida en que se ejercite conforme a su naturaleza y función, de acuerdo con los parámetros constitucionales.

Así, la Sala justifica esas resoluciones porque las declaraciones de la edil «no fueron una crítica de la tauromaquia o de los toreros en general, sino que hacían referencia a una persona que acababa de morir de forma traumática» y «no mostraba una mínima compasión hacia este luctuoso suceso, sino que manifestaba un sentimiento de alegría o alivio por la muerte de quien tachaba, sin ambages, de asesino».