Sindicatos de la Policía de Catarroja piden el apoyo del ejecutivo por la denuncia a vecinos

Dos agentes del cuerpo local consideraron que se incumplía uno de los artículos de la Ley Mordaza en comentarios hechos en una red social

D. S.Catarroja

Los sindicatos UGT y SPPLB han presentado un escrito conjunto en el Ayuntamiento de Catarroja por el que solicitan el apoyo del ejecutivo a la Policía Local tras la denuncia presentada por dos agentes en la delegación de Gobierno contra dos vecinos por las «falta de respeto» que publicaron contra ellos en la redes sociales, acogiéndose el artículo 37 de la Ley Mordaza.

En esta línea, demandan que actúe «en defensa de los empleados públicos cuando estos ejerzan las funciones legalmente atribuidas para que no se sientan desamparados en el ejercicio de estas, pues lo contrario solo conllevará una mala prestación de las mismas».

De igual manera, piden una rectificación por parte del equipo de gobierno y que «no consideren las manifestaciones vertidas en las redes sociales un mero ejercicio de la libertad de expresión» sino «un ataque directo al colectivo policial en particular, y a todos los empleados públicos del ayuntamiento de Catarroja en general, de un presunto ilícito penal de corrupción así como siendo sujetos pasivos de un delito de odio».

El enfrentamiento entre el cuerpo y el consistorio surge tras la denuncia de dos agentes a varios vecinos por incumplimiento de la LO 4/2015, también conocida como Ley Mordaza. Los policías consideraron que los denunciados daban difusión a «insultos, desprecios y faltas de respeto contra la Policía Local, concretamente al colectivo de agentes de la plantilla».

En este sentido, en el escrito remitido por los sindicatos, se advierte de que la libertad de expresión «no se trata de un derecho absoluto; su límite aparece cuando se vulneran los derechos de otras personas» y añaden que «será un juez quien decida si constituye una infracción, y en caso afirmativo, dicte sentencia».

Además, recuerdan que la Ley Orgánica a la que se hace referencia «permite a los representantes del orden público cursar la denuncia cuando en el ejercicio de sus funciones sean faltados al respeto».

Por otra parte, señalan que «somos servidores públicos y estamos abiertos a las críticas en aras de la mejora del servicio que se presta» pero los comentarios publicados en Facebook por estos vecinos «son unas acusaciones directas al colectivo policial al tratarnos de corruptos (delito de calumnia), al igual que se incita al resto de ciudadanos a través de la página web a que atenten contra la integridad de los policías (delito de odio)».

Con respecto a las declaraciones realizadas por el consistorio sobre este tema, contrarias a la Ley Mordaza, los sindicatos apuntan que «tenemos unos cometidos y unas funciones establecidas por las leyes y como tales, merecemos un respeto, no solo de la ciudadanía sino también de la propia corporación» y critican que el ejecutivo esté a favor de derogar la ley orgánica «para que así se pueda faltar a cualquier servidor público, en el ejercicio de sus funciones, sin límite alguno, todo ello en aras de una 'libertad de expresión' mal entendida».

En el mismo escrito ponen como ejemplo el de la concejala de Guanyar Catarroja, Datxu Peris, condenada por sus comentarios en Facebook por la muerte de un torero.