Pulseras identificativas, puntos violeta y más controles en los desfiles para las fiestas

Participantes de la cabalagada de disfraces en Puçol. / lp
Participantes de la cabalagada de disfraces en Puçol. / lp

Puçol, Rafelbunyol, Picassent y Quart de Poblet refuerzan la seguridad e instalan espacios para prevenir actos machistas

VANESSA HERNÁNDEZHORTA.

Varias localidades de l'Horta han decidido reforzar las medidas de seguridad durante los actos festivos que darán comienzo este fin de semana. Entre las novedades están las pulseras identificativas o un mayor control durante los desfiles.

Por este motivo, a lo largo de estos siete días, en municipios como Puçol, Rafelbunyol, Picassent o Quart se han mantenido reuniones entre el equipo de gobierno local y los miembros de la Policía Local, Protección Civil, los departamentos de fiestas y otras áreas del Ayuntamiento para establecer las bases de seguridad que se emplearán durante los festejos.

Sin ir más lejos, el gobierno de Puçol coordinó ayer a todos los departamentos citados para tomar las medidas oportunas que garanticen el «civismo y los derechos de los participantes». En esta línea, uno de los actos que más preocupa al Ayuntamiento es la cabalgata de las fiestas por el número de integrantes en el recorrido, más de 1.800 personas.

Entre las normas nuevas están los brazaletes fluorescentes y la vigilancia de las carrozas Los servicios de protección a mujeres serán atendidos por profesionales formados en Igualdad

Prohibición de alcohol

Asimismo, fuentes municipales señalan que este evento de disfraces cuenta como novedad la prohibición de exponer y consumir alcohol. «Con esta medida, pretendemos evitar las situaciones de embriaguez que se han producido en años anteriores y garantizar una participación saludable», apuntan.

Además, desde el Consistorio indican que, con la intención de proteger también a los más pequeños, una de las modificaciones de este año es que Protección Civil facilitará pulseras para los niños.

Con ellas se les identificará con su nombre y el número de sus padres en caso de que se pierdan. También, apuntan que cada vehículo del desfile deberá ir flanqueado por cuatro miembros de cada grupo, para evitar que los niños se aproximen demasiado a la hora de recoger los caramelos que se lanzan desde las carrozas.

«Es importante señalar que, durante las fiestas, el cuerpo de voluntarios redoblará sus esfuerzos y plantará carpas en todos los eventos masivos», aseguran desde el Ayuntamiento. Por su parte, Rafelbunyol es otra de las localidades que está a punto de comenzar sus fiestas populares.

En este sentido, el delegado del Gobierno de Valencia, Juan Carlos Fulgencio, y el alcalde del municipio, Fran López, mantuvieron un encuentro con los agentes de seguridad que trabajarán durante los actos festivos, en total 100 efectivos vigilarán dichos eventos. «El objetivo es coordinar la acción entre ellos, puesto que este año esperamos una asistencia de 10.000 personas», afirman desde el Consistorio. No obstante, una de las novedades más importantes en el dispositivo será la habilitación de un punto violeta.

«Hemos intensificado nuestra campaña contra la violencia de género para prevenir las agresiones sexistas durante los festejos patronales», apuntan. Una iniciativa municipal que también se llevará a cabo en Picassent.

Esta localidad, además de implantar un punto violeta que estará atendido por dos promotoras de Igualdad y una psicóloga, también repartirá pulseras fluorescentes de color morado a todas aquellas personas que se acerquen a este espacio.

«Desde el Ayuntamiento queremos garantizar la seguridad de las mujeres en los actos que tendrán lugar en el recinto festivo y trabajar por la erradicación de conductas de acoso», afirman fuentes municipales. Otra de las localidades que apuesta por vivir unas fiestas respetuosas, inclusivas e igualitarias, es Quart de Poblet. En este sentido, el Ayuntamiento lanza dos mensajes centrales para combatir las ofensivas contra las mujeres; 'Només Sí és Sí' y 'Si bebes, hazlo con responsabilidad'. Además, subrayan que durante diferentes actos se instalará un punto violeta, que «tiene como objetivo informar, concienciar y atender a quienes lo necesiten, y que estará atendido por especialistas de Casa de la Dona».

Lo mismo hará el municipio de Puçol. Esta población, para contribuir a la seguridad de los 5500 participantes de las paellas, habilitará un espacio para poder denunciar cualquier altercado que suceda durante las celebraciones.

En esta línea, el Intendente de Policía Local, Francisco Leal recuerda que, «se contará con la presencia de agentes, junto con Protección Civil y servicios de ambulancia para atender cualquier incidente pueda surgir», indica.