Policías de Moncada denuncian «carencias de seguridad» en la central al manipular sus armas

Un agente, junto a una patrulla de la Policía Local, en la puerta de los juzgados de Moncada. / lp
Un agente, junto a una patrulla de la Policía Local, en la puerta de los juzgados de Moncada. / lp

El sindicato SPPLB afirma que los agentes usan una «papelera con arena» al no disponer de 'zona fría' donde comprobar las pistolas al iniciar y finalizar el servicio

MARINA COSTAMONCADA.

La Policía Local de Moncada manipula sus armas «en una papelera rellena de arena, al no disponer de una 'zona fría', un lugar estanco donde poder manejar el arma reglamentaria de manera segura al iniciar y finalizar el servicio. Esto supone una carencia en seguridad que consideramos importante y que debería resolverse».

El Sindicato de Policías y Bomberos (SPPLB) presentó esta reclamación por registro de entrada en el ayuntamiento, el pasado mes de junio, para solicitar la adquisición de este elemento de seguridad, resaltando que «el habitáculo donde se encuentran los armeros de la Policía Local de Moncada carece de zona fría y los compañeros utilizan, para la manipulación de armas de fuego, una simple papelera llena de arena, sin puerta blindada y sin protección metálica en todo el perímetro».

En el escrito presentado se recalca que son «numerosos los accidentes e incidentes que se producen con armas de fuego y el resultado que pueden producir son especialmente graves, si tenemos en cuenta que pueden costarle la vida a alguno de los agentes».

El Ayuntamiento recalca que ya está tramitando ambas peticiones tras adquirir material nuevo

Los expertos y manuales indican que cada vez que un agente vaya a trabajar con su arma o a manipularla «debe comprobar el estado de la misma, si se encuentra montada, alimentada, con el seguro activado. Para poder realizar esta comprobación con seguridad, debe poder contar en las dependencias con esta zona estanca, que no es más que un armario de acero, forrado con planchas de caucho, que evita posibles rebotes de balas y accidentes al manipularlas, garantizando la seguridad de quien lo hace y del resto de compañeros». Por ello, las zonas frías son una herramienta de trabajo «fundamental para evitar accidentes, pues es un espacio de máxima seguridad para poder manipular y descargar un arma, conocida o desconocida, con todas las garantías», destacan desde el sindicato.

Otra de las reclamaciones presentadas por la formación es que se lleven a cabo las tiradas obligatorias anuales de tiro, según establece el Decreto 18/1995 de 24 de enero de la Generalitat, ya que la plantilla de la Policía Local de Moncada únicamente realizó «una práctica, concretamente, en el mes de septiembre». Así, de mayo a junio de 2019 estaban programadas las prácticas «para las dos secuencias de trabajo y han sido anuladas, a la espera del contrato con la galería de tiro, lo que supondrá que en los últimos 17 meses, la plantilla de Policía Local de Moncada únicamente habrá realizado una sola práctica de las tres que debería haber realizado por ley», destaca el sindicato en el escrito presentado ante el consistorio, a mediados de junio.

Las prácticas de tiro permiten a los agentes «corregir sus fallos, en el momento de empuñar un arma, disparar y triangular el tiro. También permiten a los policías que portan un arma y la usan como herramienta de trabajo, estar más capacitados para situaciones de peligro. Les permite adquirir más destreza, mayor confianza en el uso de su propia arma», destaca la formación sindical.

El concejal de Policía, Martín Pérez, explicó ayer a LAS PROVINCIAS que «he tratado ya personalmente con el intendente la posibilidad de adquirir una zona fría o aparato estanco para manipular armas. Actualmente, las instalaciones policiales disponen de un armero, con puerta blindada y cámaras, se trata de una dependencia con unas medidas bastante limitadas, ya que la central se construyó hace más de una década. Se llamará a una empresa especializada para que haga las mediciones necesarias».

Respecto a las prácticas de tiro, «los pliegos del expediente están hechos y el contrato para designar la galería de tiro tiene que licitarse, aunque sea menor, y en ese proceso estamos». «Seguimos realizando constantes mejoras, hace dos meses se renovaron todas las emisoras y también hemos adquirido chalecos antibalas unipersonales. Ahora vamos a comprar un vehículo nuevo y una moto. Las actuaciones están en marcha, por tanto, no se trata de una cuestión de dinero, sino de trámites que son necesarios».