La Plataforma de l'Horta Sud reclama acortar trayectos y mejorar frecuencias en Cercanías

Tren de la línea C-3 de Cercanías, en la Estación del Norte. / irene marsilla
Tren de la línea C-3 de Cercanías, en la Estación del Norte. / irene marsilla

La entidad que representa a vecinos de Aldaia, Alaquàs y Xirivella exige más medios técnicos y personal para cubrir la demanda de más de 100.000 personas

MARINA COSTA VALENCIA.

La Plataforma por el Transporte Público de l'Horta Sud se sumará, el próximo sábado 9 de marzo, a la movilización convocada por usuarios de Cercanías reclamando mejoras en los servicios ferroviarios. La entidad, que representa a asociaciones vecinales de Aldaia, Alaquàs, Xirivella, Barrio del Cristo y avenida de la Paz de Mislata, reclama mejoras «tanto en las frecuencias, como en los trayectos para evitar esperas de más de 40 minutos en muchos casos».

También solicitan que «se cumplan los horarios previstos, ya que arrastramos incumplimientos de hasta un 40% y esa cifra es, a nuestro juicio, una barbaridad. Se suspenden convoyes sistemáticamente y los usuarios que dependen del tren para ir a trabajar o volver a casa se quedan en tierra y sin alternativa», explica el portavoz de la plataforma cívica, Paco Magro.

Esta circunstancia genera «inseguridad y, por lo tanto, una importante huida del pasaje que opta, finalmente, por el transporte privado al no poder tener garantías de que el tren llegue o no al día siguiente a su hora».

Los usuarios afirman que los incumplimientos de horario llegan «hasta el 40%» en algunos casos Los convocantes resaltan que poder viajar de forma rápida evitaría múltiples colapsos de tráfico

Según recoge el manifiesto elaborado para la convocatoria, bajo el lema 'Xiulem pel tren, «en 2017 y 2018, solo en Valencia, se suprimieron 2.000 trenes por año en Cercanías y Regionales, casi todos por falta de personal, material, o mantenimiento».

Cancelaciones

Por ello, los usuarios demandan una reestructuración de los horarios y las frecuencias que permita ofrecer «un servicio puntual y con garantías de circulación, sin cancelaciones de última hora y la contratación del personal necesario para garantizar un servicio público de calidad y con las garantías de seguridad».

También reclaman la adaptación de las líneas actuales de Cercanías para tener en cuenta «las necesidades reales de la población, prolongar líneas, emprendiendo reestructuraciones que faciliten la posibilidad de comunicar las poblaciones con las capitales administrativas, los centros de trabajo y académicos».

En este sentido, «el uso de la C-4 es sensiblemente menor. Podrían derivar material y personal de las líneas menos utilizadas a las más demandadas y necesarias para afianzar trayectos y servicios», resalta el portavoz de la plataforma por el transporte. Otra de las reivindicaciones básicas de la entidad de l'Horta Sud es la electrificación y modernización de la línea C-3. El hecho de que los trenes «tengan que dar más vuelta e ir hasta Fuente de San Luis, en lugar de entrar directamente a la Estación del Norte, genera trayectos interminables. Por ejemplo, desde Aldaia nos cuesta unos 40 minutos y desde Xirivella, 35, cuando, antes de las obras del AVE, el recorrido era de unos doce minutos a lo sumo».

Esta situación provoca que miles de personas «opten por coger el coche o servicios de autobús que tampoco cubren las necesidades que demandamos. Poder viajar de una forma rápida y cómoda evitaría los continuos atascos que se producen cada día en la avenida del Cid, una de las entradas más importantes a Valencia, donde se registra un tránsito de prácticamente 140.000 vehículos diarios».

La Plataforma de Defensa del Ferrocarril de CGT, Usuaris del Tren Valencià, Indignats amb Renfe, Valencia en Bici o las asociaciones de Xirivella, Aldaia y Alaquàs, a través de la Plataforma por el Transporte Público de l'Horta Sud, entre otras, refrendan esta concentración que tendrá lugar el 9 de marzo, en la Estación del Norte de Valencia.

Por su parte, Adif remarcaba hace unos días que «todas las actuaciones en marcha, ya sea en fase de ejecución o de contratación, tienen su continuidad asegurada, dado que Adif dispone de los recursos necesarios para ello». En Renfe trabajan «para mejorar el servicio», con una puntualidad «que roza el 89%».