La Plataforma Animalista de Mislata protesta contra los actos taurinos

Los participantes en la concentración. / lp
Los participantes en la concentración. / lp

Los colectivos acusan a la corporación local de permitir estos eventos en el municipio que califican como maltrato

A. DASÍ

La Plataforma Animalista de Mislata (PAM) que conforman diversos colectivos, entre ellos grupos políticos como Compromís, Podemos y EU, organizaron una concentración a las puertas del Ayuntamiento como señal de protesta por los festejos taurinos. Esta manifestación se repite cada año desde que los bous volvieron al programa festivo del municipio. Cerca de un centenar de personas acudieron a la llamada, con pancartas y gritos con los que reclamaban «basta ya al maltrato animal».

En el manifiesto que se leyó durante la concentración, los organizadores apuntaban a la corporación municipal como «responsable» y especialmente al alcalde, Carlos Fernández Bielsa, «por su permisividad, complicidad y tolerancia a un modo de diversión totalmente inaceptable, irracional y cruel».

Además, hicieron referencia a los derechos de la infancia aprobados por la ONU, en los que se recoge que tienen que tener un nivel de vida adecuado y es el deber del Estado protegerlo y custodiarlo. En este sentido, señalaron que estos festejos representan un «desamparo de la infancia ante un entorno de agresividad». «Seguiremos adelante para poner fin al maltrato animal», concluyeron. PACMA también se ha sumado a los colectivos representados y en un comunicado ha denunciado que «tanto la Generalitat Valenciana como los ayuntamientos son responsables de que los animales continúen siendo maltratados en nuestras calles y plazas».

No obstante, desde el Consistorio, fuentes municipales ya advirtieron de que los permisos que se conceden para este tipo de festejos «no son competencia» de la administración local, sino de la Conselleria.

De igual forma explicaron que la plaza de toros se monta en terrenos donde hay parcelas privadas y otras públicas, y que tras la solicitud de una asociación para su uso «no nos podemos negar porque hay sentencias que han condenado a ayuntamientos por la arbitrariedad a la hora de conceder el permiso».