El Plan Social de Empleo de Mislata contrata a 50 desempleados

El proyecto, que cuenta con una inversión de más de 300.000 euros, permite mejorar espacios urbanos y reforzar la limpieza en zonas infantiles y parques

M. C. MISLATA.

El Plan Social de Empleo Municipal de Mislata, que aprobó ayer el equipo de Gobierno, ofrece una oportunidad laboral a 50 personas desempleadas y que se encuentran en una situación precaria.

De esta forma, el Ejecutivo mislatero cumple con su compromiso en materia de trabajo y formación, a través de este programa al que se destina una inversión de más de 300.000 euros.

Este año, los puestos de trabajo que se ofertan están ramificados por edades. De manera que, un 60% de las plazas se destinan a ciudadanos de entre 16 a 45 años, y el restante 40% para mayores de 45. Además, hay tres destinadas a personas con diversidad funcional.

Los candidatos seleccionados han firmado un contrato laboral de tres meses y cubrirán necesidades del municipio en la prestación de servicios, adscritos a la empresa pública Nemasa, como la mejora del espacio público y sus instalaciones, mantenimiento de mobiliario urbano, labores de jardinería y de pintura, o colaboración en limpieza de zonas infantiles y parques.

Ayer, el Centro Sociocultural La Fàbrica acogió la recepción de todas las personas beneficiarias por parte del alcalde, Carlos Fernández Bielsa, la portavoz del gobierno, María Luisa Martínez Mora, el concejal de Recursos Humanos, Alfredo Catalá, y el gerente de la empresa Nemasa, Fernando Díaz.

Bielsa les dio la bienvenida y destacó que en Mislata «volvemos a demostrar que la política está para salvar personas, para darles oportunidades y futuro, y por eso hemos seguido incrementando nuestro Plan Social de Empleo, una iniciativa política pionera que pone de manifiesto nuestra voluntad por no dejar a nadie al margen, ayudando a reinsertarse en el mercado laboral a las personas que mayor debilidad tienen o a quienes están al borde de la exclusión social».

La prioridad

El alcalde también señaló que «nos gustaría que los Ayuntamientos tuviéramos más competencias en materia de empleo para hacer crecer programas como este plan, que pone de relieve que para el Gobierno de Mislata las personas y el principio de igualdad de oportunidades son la prioridad».

Con proyectos como este, de contratación directa para ayudar a la inserción laboral, a lo largo de este año el Consistorio mislatero ha creado un total de 211 plazas de empleo, a las que hay que sumar más de 300 personas que reciben algún tipo de formación o taller de mejora de empleo por parte de la Agencia de Desarrollo Local.

Con todo ello, al cabo del año, más de medio millar de personas se habrán visto beneficiadas de programas dirigidos a permitir una mejora de oportunidades laborales y, de esta forma, el Ayuntamiento «se habrá convertido en el primer motor de creación de empleo de la ciudad». A esto se añade la posibilidad de reforzar servicios como la limpieza viaria o la mejora de instalaciones.

Fotos

Vídeos