El plan para revitalizar la huerta impulsará una Guardería Rural, una marca y un banco de tierras

Los representantes, tras la presentación del plan de desarrollo y la primera reunión del Consell de l'Horta. / lp
Los representantes, tras la presentación del plan de desarrollo y la primera reunión del Consell de l'Horta. / lp

La primera reunión del Consell de l'Horta asienta las bases para rescatar territorio cultivable y potenciar el producto de proximidad con la ayuda de los 44 ayuntamientos

MARINA COSTA VALENCIA.

Un plan para revitalizar la huerta, impulsando una marca propia, una Guardería Rural comarcal y un programa para recuperar tierras de cultivo, incentivando los productos de proximidad, entre otros objetivos. La primera reunión del Consell de l'Horta puso ayer sobre la mesa la hoja de ruta que marcará el futuro de la huerta de Valencia y del área metropolitana en los próximos años.

El Agromuseo de Vera fue el lugar elegido para explicar las bases del Plan de Desarrollo Agrario de l'Horta de Valencia, un proyecto que recoge iniciativas y mejoras para revitalizar, impulsar y proteger este territorio cultivable tradicional.

Frenar el abandono de tierras, incentivar el relevo generacional, poner en marcha mercados naturales y sistemas para rentabilizar la producción, mejorar las infraestructuras actuales e impulsar servicios de turismo, asociados a la producción local, son algunos de los ejes de este amplio plan para que la huerta valenciana vuelva a echar raíces con proyección de futuro.

La Alqueria del Moro se postula para ser la futura sede de este nuevo organismo gestor Garantizar el relevo generacional es uno de los aspectos destacados de este proyecto

El origen

El Consell, que estará constituido, tal y explicó ayer la consellera Cebrián, entre los meses de febrero y marzo de 2019, y que surge gracias gracias a la Ley de la Huerta aprobada en marzo, tendrá como principales funciones elaborar el citado Plan de Desarrollo Agrario, que deberán forjar los 44 municipios implicados, en colaboración con la Generalitat, la Diputación de Valencia y las distintas entidades agrarias afectadas. Para ello, se podrán adquirir o arrendar terrenos y bienes inmuebles y materiales, así como obtener recursos y ayudas técnicas y económicas provenientes de otras instituciones públicas o privadas, como los fondos provenientes de la Unión Europea, entre otros.

Un aspecto fundamental del proyecto será promover y gestionar un futuro servicio de Guardería Rural comarcal, en coordinación con la Policía Local de los municipios del ámbito metropolitano, para garantizar «la seguridad de las explotaciones, prestar servicios de asesoramiento y fomentar la formación profesional agraria a las personas que se dedican a la agricultura para incentivar un relevo generacional adecuado». También se plantea poner en marcha brigadas de mantenimiento y limpieza coordinadas.

Según explicó durante la presentación ayer la consellera de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, Elena Cebrián, «este nuevo Consell configurará una horta rentable y valorada y, por eso, es necesario dotarla también de una marca propia». Para ello se trabajaría en una especie de patente o figura de calidad que representaría y pondría en valor los productos de la huerta.

Por otro lado, la consellera destacó que el Ayuntamiento de Valencia ha hecho oficial el ofrecimiento de la Alquería del Moro para que sea la futura sede del Consell de l'Horta. Por su parte, la vicepresidenta de la Diputación, Maria Josep Amigó, destacó la deuda de las Administraciones con los agricultores y la necesaria implicación pública «para poder crear, desde este Consell de l'Horta todas aquellas iniciativas para que puedan vivir dignamente de la tierra».

Para materializar esta transformación, dentro del programa de trabajo, se han establecido varias estimaciones en materia de inversión. El director general de Agricultura, Roger Llanes, destacó que los presupuestos de la Consellería para 2019 ya cuentan con 2'3 millones. Si bien, las estimaciones en materia de inversiones futuras superarían los 41 millones de euros.

 

Fotos

Vídeos