Picassent revisa el proyecto de la Ermita para poner en valor el refugio de la Guerra Civil

Interior del refugio/a. d.
Interior del refugio / a. d.

El Ayuntamiento ha recibido el informe de la arqueóloga que documenta las galerías subterráneas halladas en las obras

ADA DASÍ

El hallazgo de un refugio de la Guerra Civil en las obras de la plaza de la Ermita y Ausiàs March, que paralizaron la actuación hace unos meses, ha hecho que el Ayuntamiento de Picassent se replantee el proyecto para poner en valor estas galerías subterráneas que cuentan con la consideración por ley de Bien de Relevancia Local y que ya han sido reconocidas como tales en un informe arqueológico.

La arqueóloga encargada de llevar a cabo los trabajos, Tina Herreros, ha hecho entrega de toda la documentación relativa a la intervención. El objetivo de este estudio ha sido documentarlas para dar a conocer la existencia de estos vestigios así como recopilar toda la información sobre ellos para protegerlos ya que forman parte del patrimonio municipal.

Ahora, después del informe se está a la espera de que la Dirección General de Patrimonio dé el visto bueno a la modificación del proyecto inicial de reforma de la Ermita. Una vez esté concedido este permiso, se podrán continuar los trabajos de la primera fase de remodelación de este entorno urbano.

Según ha manifestado la alcaldesa del municipio, Conxa Garcia, ha asegurado que la intención del Consistorio es poner en valor este hallazgo y que los vecinos puedan visitarlos en un futuro. «La paralización de las obras se ha visto afectada por el hallazgo de estos refugios de la Guerra Civil que vienen a descubrir parte de nuestra historia y que queremos poner en valor y en conocimiento de toda la ciudadanía. Su singularidad, situación y buena conservación hacen de ellos unos elementos únicos convirtiéndose así en un recurso patrimonial para Picassent», explica.