Personal y sindicatos exigen ambulancia y más medios para las Urgencias en Burjassot

El acceso a las Urgencias en Burjassot. / lp
El acceso a las Urgencias en Burjassot. / lp

Alertan de «insalubridad» y «deficiencias» en el edificio, problemas de insectos y «falta de transporte» para que los médicos efectúen las visitas domiciliarias

MARINA COSTA BURJASSOT.

Trabajadores, sindicatos y vecinos denuncian las «carencias» que arrastra el servicio de Urgencias en Burjassot . Facultativos y usuarios alertan de problemas de «insalubridad» e «insectos», «precariedad» y «falta de transporte» para los médicos que deben cubrir visitas domiciliarias.

Una carta publicada en redes sociales por un facultativo del servicio, alertando del «deplorable» estado de la dotación, generó ayer numerosas críticas de usuarios respecto a la «imposibilidad de visitar a los pacientes que, verdaderamente, no pueden desplazarse a Urgencias».

La facultativa, que recalca que lleva trabajando 20 años en el servicio, lamenta que «en estos momentos no se dispone de vehículo de ningún tipo. Ni siquiera podemos activar el recurso de las TNA (Transporte No Asistido) con el que hasta hace unos meses podíamos contar (ambulancias con conductor)».

La profesional asegura que se ha informado de la situación «a los sindicatos, a los coordinadores médicos, a la Conselleria y al alcalde» y anima a la población a sumarse a estas reivindicaciones. «Esta es una situación realmente grave, cuyas consecuencias pueden serlo más», asevera y subraya que «es imposible, pese a poner el alma en ello, trabajar bien en estas condiciones tan críticas a las que se ha llegado». Los «recortes, la gestión, las prioridades... han causado limitación, tanto en este tipo de ambulancias, como en otras con más equipamiento (SVB, SAMU)».

Respuesta vecinal

La denuncia pública ha generado una amplia movilización vecinal, que demandaba ayer más medios. Así, residentes proponen remitir cartas a Atención al paciente o crear una plataforma vecinal de afectados para conseguir mejoras. «Denunciamos la falta de una ambulancia medicalizada o, en su defecto, una de TNA para una población de más de 38.000 habitantes, que por ratio nos pertenece».

También desde el sindicato CSIF suscribieron ayer las demandas expuestas por la trabajadora. «Compartimos todas estas reclamaciones, puestas ya sobre la mesa de la Conselleria, incluida la problemática sobre el uso del transporte para la asistencia sanitaria ante avisos domiciliarios, debido a la no inclusión del uso de la ambulancia», destacó ayer Fernando García, delegado del sindicato CSIF de la Junta de Personal del Departamento Arnau-Llíria.

Esta situación «supone un retroceso y genera un problema de eficacia. No es operativo y se pierde tiempo, en detrimento de la atención al paciente».

Fuentes del Consistorio explicaron ayer que han solicitado una reunión con responsables del área para conocer la situación exacta del servicio y reivindicar mejoras pendientes. Una de ellas es la necesidad de disponer de un SAMU para la población, dotación que se viene reivindicando desde hace más de una década. Más facultativos y un servicio de urgencias de pediatría son otras reclamaciones ya planteadas.

Fotos

Vídeos