Paterna termina el plan de drenaje del barranco del Rubio que requerirá 16 millones de inversión

Tramo del barranco del Rubio, donde se intervendrá. / lp
Tramo del barranco del Rubio, donde se intervendrá. / lp

La solución técnica para resolver el problema de inundabilidad en la zona más baja de La Canyada se hará en seis fases con zanjas de infiltración y jardines drenantes

MARINA COSTA PATERNA.

El Ayuntamiento de Paterna presentó ayer el proyecto definitivo de mejora de drenaje del Barranco del Rubio en La Canyada, un complejo plan que se prevé realizar a lo largo de seis fases y que requerirá una inversión superior a 16 millones de euros.

La solución técnica final para resolver parte de los históricos problemas de inundabilidad de la zona más baja de La Canyada optará por varias infraestructuras de drenaje sostenible.

El proyecto recoge la instalación de nuevos colectores para la captación de aguas, zanjas de infiltración en los tramos de calles más conflictivos y jardines drenantes que ayudarán a redistribuir el agua de lluvia en distintos estratos para evitar avenidas.

Se instalarán colectores de hasta tres metros de diámetro para mejorar toda la red de pluviales La actuación parte desde el paso bajo la línea 2 de FGV hasta la zona urbana afectada por las avenidas

La actuación a realizar en los próximos años se centra en las obras de mejora del drenaje del barranco, desde su paso bajo la línea 2 de Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV), hasta la zona urbana, con una longitud aproximada de unos 1.600 metros. El objetivo es ampliar la capacidad hidráulica de la obra de drenaje transversal del ferrocarril, así como «ejecutar un colector para la recogida de aguas pluviales de la zona de La Vallesa».

También prevé implantar sistemas de drenaje sostenible urbano en las calles colindantes al barranco, así como la urbanización de los viales y aceras por los que discurren los colectores, según recoge el proyecto.

La concejala de Infraestructuras, Núria Campos, junto con técnicos de Aigües de Paterna y del Ayuntamiento, presentaron ayer a una representación de vecinos y a todos los partidos políticos la «versión definitiva del proyecto que evitará, por fin, inundaciones en la calle Barranco del Rubio y colindantes».

Para ello, se implantarán estos sistemas de drenaje urbano sostenibles, tanto en dicha zona como en La Vallesa, para lograr «un incremento de la seguridad de ese entorno frente a inundaciones».

Tal y como explicó la concejala de Infraestructuras, Núria Campos, este proyecto, «se ha planteado en seis fases con el objetivo de facilitar la viabilidad de su ejecución y la obtención de financiación supramunicipal».

La Vallesa

Se trata, por tanto, de una actuación «completa y de gran envergadura que mejorará considerablemente la respuesta frente a las lluvias en estos tramos» de la calle Barranco del Rubio de La Canyada y de un conjunto de vías de La Vallesa.

Así, se van a realizar obras de captación y transporte del agua de escorrentía «mediante la instalación de colectores de hasta tres metros de diámetro, que mejorará toda la red de aguas pluviales y la de alcantarillado y supondrá una reurbanización de todos los viales afectados», destacó Campos.

Durante la presentación en la mesa de trabajo del barranco del Rubio, se señaló la aportación realizada por los vecinos residentes en el proyecto, al tenerse en cuenta «sus consideraciones, así como las de las diferentes administraciones y entes afectados como es la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), Ferrocarrils de la Generalitat Valenciana (FGV) y Conselleria de Medio Ambiente».

Con esta actuación, «solucionamos el problema histórico de inundaciones recurrentes que sufren los vecinos del barranco del Rubio y en el que el ejecutivo socialista lleva trabajando sin descanso desde que accedimos al gobierno», destacó la representante municipal.

Así, por ejemplo, los jardines drenantes o de laminación incorporarán una línea exterior de plantas arbustivas y grava. El agua filtrará por estos puntos y bajará a capas más interiores en las que se colocarán otros tipos de grava drenante más compacta, con otros elementos de captación.

Por lo que se refiere a las zanjas de infiltración, los técnicos detallaron que estarán formadas por diversas rejillas y cajas de drenaje especiales en distintos estratos, con arquetas para la medición de niveles, para mejorar la dispersión paulatina del agua.

 

Fotos

Vídeos