Paterna refuerza la seguridad de la Cordà con intercomunicadores para los agentes

El alcalde del municipio, el subdelegado del Gobierno, el jefe de la comisaría local y miembros de protección civil tras la reunión. / lp
El alcalde del municipio, el subdelegado del Gobierno, el jefe de la comisaría local y miembros de protección civil tras la reunión. / lp

El dispositivo incluye brazaletes luminosos con un chip que recoge información sobre los participantes para blindar la batalla de pólvora

VANESSA HERNÁNDEZPATERNA.

El Ayuntamiento de Paterna quiere reforzar la seguridad de la Cordà este año. Una protección que consiste en la implantación de intercomunicadores para los agentes locales que estarán dentro del espectáculo pirotécnico. «Una de las novedades este año es que se emplearán estos mecanismos que permitirán mantener una comunicación directa en todo momento entre los encargados de la seguridad que se encuentren en el interior de la zona de fuego y el puesto de control», afirman fuentes municipales.

Un dispositivo que facilitará una respuesta rápida y coordinada en caso de que se produjese alguna incidencia durante la celebración de la Cordà. En este sentido, ayer el alcalde del municipio, Juan Antonio Sagredo, presidió la Junta de coordinación para ultimar este operativo y el plan de emergencias que se desplegará durante los actos de fuego y los eventos más multitudinarios de las Fiestas Mayores.

La reunión contó con la presencia del subdelegado del Gobierno, José Roberto González Cachorro, el comisario de la Policía Local de Paterna, Rafael Mestre, miembros del equipo de gobierno y representantes de los diferentes organismos que conforman el operativo, entre otros. «Hemos reforzado en un 50% el número de efectivos de los dispositivos especiales que se desplegarán en los más de 20 actos de fuego que se celebrarán durante las fiestas», apunta Sagredo.

«Hemos aumentado en un 30% la protección del espectáculo», indican fuentes municipales

En este sentido, indica que no sólo han aumentado las unidades policiales para esta fiesta, sino para todos los eventos más multitudinarios como los desfiles de Moros y Cristianos, las noches jóvenes de las comparsas o los conciertos, donde se espera una afluencia de unas 5.000 personas.

En esta línea, señala que estos dispositivos se suman a las medidas adoptadas en los últimos años por el Ayuntamiento con el objetivo de reforzar la protección durante la Cordà y que incluyen la utilización de brazaletes luminosos con un chip que recoge información personal sobre los participantes.

«Somos referente en materia de seguridad, con un amplio operativo formado por 60 miembros entre Policial Local y protección civil, así como bomberos o personal sanitario, que este año se ha incrementado en un 30% y contará con dos coordinadores sanitarios, 6 médicos y 11 enfermeros, una UVI móvil, y un hospital de campaña», subrayan desde el Consistorio.

Por su parte, el subdelegado del Gobierno, José Roberto González Cachorro, señala que el objetivo de la junta de seguridad es coordinar a todos estos sectores involucrados en los diferentes actos con el objetivo de garantizar la protección durante las fiestas.

Por último, según informan fuentes municipales, los asistentes a la reunión, se han desplazado hasta el cohetódromo, la estructura metálica que acoge la mayor parte de los actos de fuego, y, después, han recorrido la calle Mayor, donde se celebrará el espectáculo.

«Querían comprobar en primera persona los trabajos de seguridad en las viviendas y establecimientos allí emplazados», concluyen.