Paterna reconvertirá el centro histórico de las cuevas y la Torre con dos millones de euros

La escalera de la Torre y el entorno de las cuevas, a sus pies. / lp
La escalera de la Torre y el entorno de las cuevas, a sus pies. / lp

Un cinturón peatonal y cicloturístico de 500 metros bordeará todo el entorno protegido, que también dispondrá del primer parque canino y mobiliario 100% reciclable

MARINA COSTA PATERNA.

Paterna ya tiene preparado el proyecto para recuperar y poner en valor el entorno protegido de las cuevas y la Torre, mediante una actuación que costará dos millones de euros y convertirá el núcleo histórico en un nuevo espacio multidisciplinar.

Todo este enclave, que ocupa unos 10.000 metros cuadrados, se transformará en un lugar «cómodo y accesible para el disfrute, descanso, recreo y esparcimiento de todos los paterneros y paterneras», según resaltó ayer el alcalde, Juan Antonio Sagredo.

Así, entre las nuevas zonas proyectadas, destacan tres áreas de juegos por edades, un parque para el esparcimiento de las mascotas, el primero que se pondrá en marcha en el centro de la ciudad, y un eje peatonal y cicloturista. Estas dotaciones se sumarán a la biblioteca, anfiteatro, paseo de plantas aromáticas y jardín de esculturas existentes.

También habrá puntos de descanso con pérgolas singulares y bancos con iluminación led ambiental Los trabajos comenzarán en unos meses, una vez concluya el plazo de exposición al público

El Ayuntamiento ha terminado el proyecto de rediseño, regeneración y acondicionamiento del entorno de las cuevas y la Torre para convertir todo este entorno protegido «en el espacio histórico y cultural de referencia de Paterna».

Así lo destacó ayer el alcalde, quien anunció que los trabajos de recuperación «comenzarán en los próximos meses, una vez concluya el plazo de exposición al público del proyecto, que ha sido fruto de un proceso de participación vecinal, que ha durado cuatro meses y en los que la empresa adjudicataria del proyecto ha recogido las ideas procedentes de los vecinos y vecinas de la zona».

Respecto al plan de mejora, el primer edil matizó que «se trata de un proyecto muy respetuoso con el entorno, que mejora los usos, la movilidad y la accesibilidad de las personas por toda esa zona y que se ha proyectado creando nuevos espacios, nuevas áreas de juegos y nuevo mobiliario urbano que será 100% reciclable».

Entre las nuevas instalaciones que se habilitarán, el alcalde ha destacado la creación de esas tres áreas de juego, acotadas y diferenciadas por edades (de 0 a 5 años, de 5 a 14 años y un apartado senior para mayores de 65 años). La dotación preparada para el esparcimiento canino cubrirá una larga carencia en el centro de la ciudad y la construcción de un cinturón peatonal y cicloturista, de unos 500 metros de longitud, bordeará todo el entorno protegido y permitirá a los paterneros caminar o hacer deporte en un recorrido privilegiado y con las mejores vistas del centro histórico.

Asimismo, el primer edil explicó que, con el objetivo de hacer más cómodo este espacio para los vecinos, se van a generar diversas zonas de descanso a base de pérgolas singulares que integrarán bancos e iluminación led ambiental.

Por último, Juan Antonio Sagredo manifestó la importancia de esta actuación, ya que permitirá dar «más vida a esta zona y reconvertir todo este entorno en el que se ubica gran parte del patrimonio histórico de nuestra ciudad en un auténtico espacio de uso y disfrute vecinal que mejorará sustancialmente la calidad de vida de todos los paterneros y paterneras».

Todos los elementos que se incluirán en estas zonas se seleccionarán cuidadosamente para que guarden una similitud cromática con el entorno y no generen impacto visual. El proyecto también trabajará para solucionar problemas de desniveles en las distintas zonas y subsanará puntos con dificultad de acceso para que todo el conjunto sea «uniforme y accesible».

 

Fotos

Vídeos