Paterna reabrirá la piscina municipal en verano de 2018 tras dos años cerrada

Recreación virtual. Imagen de cómo quedarán dos de las piscinas, equipadas con circuitos de agua y toboganes. / lp
Recreación virtual. Imagen de cómo quedarán dos de las piscinas, equipadas con circuitos de agua y toboganes. / lp

Las máquinas comienzan a derribar parte de las instalaciones que se clausuraron al público por deficiencias estructurales y riesgo de derrumbe

MARINA COSTA PATERNA.

Las máquinas trabajan a destajo en las instalaciones de la piscina municipal de Paterna para transformar el complejo en un moderno parque acuático y lúdico que volverá a abrir sus puertas al público en verano de 2018.

Este es el objetivo del Ayuntamiento que obra a marchas forzadas para efectuar la remodelación integral a tiempo, con un plazo de ejecución inicial de cuatro meses, y poder realizar así todas las pruebas de estanqueidad y certificación antes de la esperada apertura.

El recinto, cerrado desde hace dos veranos por no cumplir la normativa vigente al detectarse importantes deficiencias estructurales y peligro para los usuarios, acogerá tres nuevas piscinas con toboganes, circuitos de agua con 'jacuzzi', entradas adaptadas simulando una playa, zonas de sombrillas, nuevos vestuarios, cafetería y un espacio de recreo en seco donde se podrán realizar acontecimientos deportivos, galas o espectáculos, con el objetivo de darle uso a las instalaciones durante todo el año.

Para ello, los trabajos se están centrando en la demolición de la antigua cafetería y la pared del frontón, que tuvo que apuntalarse tras el cierre con grapas por peligro de desplome. El aprovechamiento de la pista permitirá albergar también una zona de juegos infantiles.

Juegos de agua

También se ha demolido el graderío existente, que se encontraba en muy malas condiciones, aunque la obra aprovechará los vasos de una de las piscinas para reconvertirse en dos zonas acuáticas diferenciadas con diversos elementos lúdicos. La piscina infantil se transformará en un espacio con chorros y juegos de agua para los más pequeños. Las instalaciones que el Ejecutivo decidió cerrar por seguridad acumulaban numerosos problemas estructurales y deficiencias como filtraciones, grietas e importantes deterioros.

Para la remodelación de las antiguas instalaciones, se ha fijado una inversión cercana a los dos millones de euros. La previsión era reabrir la instalación, ubicada junto a la carretera de Manises, este verano pero problemas en la licitación retrasaron los trámites y aplazaron unas obras que ya han comenzado a buen ritmo para transformar unas dotaciones muy antiguas y deterioradas en un complejo «totalmente adaptado con zona de spa, jacuzzi, toboganes acuáticos y juegos de agua para todas las edades».

«Paterna se convertirá en referente nacional en materia de discapacidad tras la renovación de la piscina municipal». Así lo destacó en su momento el alcalde, Juan Antonio Sagredo, al explicar que el proyecto iba a tener muy en cuenta la instalación de rampas en todo el recinto y la inclusión de los elementos necesarios para facilitar el acceso a los usuarios con algún problema de movilidad.

Este proyecto se engloba dentro de un plan de remodelación urbana muy importante para Paterna al afectar a una amplia instalación deportiva y a uno de sus principales accesos.

Junto a este nuevo complejo, hay previsto un proyecto para la eliminación de dos pasos a nivel de la línea que bordea parte de esta zona, lo que transformará urbanísticamente todo este enclave.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos