Paterna presenta en Madrid el proyecto del Campus de FP para los cuarteles militares

La comitiva paternera, ayer en las puertas del Ministerio de Economía en Madrid. / lp
La comitiva paternera, ayer en las puertas del Ministerio de Economía en Madrid. / lp

El alcalde afirma que el objetivo es iniciar las obras en la próxima legislatura al estar los terrenos incluidos en la primera fase de cesión firmada con el ministerio

MARINA COSTA PATERNA.

El Campus de Formación Profesional que Paterna proyecta en una parte de los terrenos militares, incluidos en el reciente acuerdo de cesión firmado con Defensa, ya están en Madrid, en concreto, sobre la mesa del Ministerio de Ciencia para recabar apoyo y financiación.

El alcalde, Juan Antonio Sagredo, y el concejal de Educación, José Manuel Mora, se reunieron ayer con la directora general de I+D+i, Teresa Riesgo, para presentarle el proyecto con el que pretende formar en Paterna «a las futuras generaciones de trabajadores en los nuevos oficios que vayan demandando las empresas».

La comitiva ha explicado el «innovador proyecto educativo en el que se está trabajando para convertir a Paterna, que acaba de ser declarada Ciudad de la Ciencia y de la Innovación, en el epicentro de la formación profesional de las emergentes profesiones del futuro».

La iniciativa es «pionera a nivel autonómico y nacional» y ya cuenta con el respaldo del Consell. Además, aspira a conformar en la ciudad un espacio de aprendizaje e investigación «al más alto nivel, trasgresor e innovador, donde puedan formarse aquellos perfiles de trabajadores relacionados con la I+D+i y las nuevas tecnologías» que están demandando las empresas.

Investigación y empleo

Dado el potencial industrial del municipio paternero, gracias a sus cinco áreas empresariales, y su alto nivel de emprendimiento, «con este nuevo Campus de FP, Paterna va a ser la ciudad de las oportunidades de futuro, no sólo a nivel de formación y salidas profesionales, sino también de investigación y de creación de empleo». La reunión mantenida con Riesgo, que se suma a la llevada a cabo hace unas semanas con el secretario autonómico de Educación, Miguel Soler, forma parte de la ronda de contactos que ha iniciado el alcalde para «dar impulso y conseguir financiación para este proyecto que hará de Paterna una ciudad referente de la formación profesional de las próximas décadas y en el que se va a implicar a instituciones, universidades, empresas e institutos tecnológicos».

La previsión es que este campus se materialice en la primera fase de cesión de los terrenos militares, por lo que las obras podrían empezar «la próxima legislatura». La ubicación sería en una de las áreas dotacionales situada junto a la zona verde de 100.000 metros cuadrados que acoge el complejo. «El Campus de Formación Profesional de Ciencia e Innovación está gustando a todas las administraciones porque encaja con los planes de futuro, tanto de formación como de empleo. Las profesiones del futuro se estudiarán en Paterna, y se complementarán con las centenares de empresas que se dedican a la I+D+i en nuestra ciudad», destacó Sagredo.

Por su parte, la directora general calificó el proyecto de «muy interesante y tremendamente necesario para dar respuesta a la demanda de las empresas. Hemos reconocido Paterna como Ciudad de la Ciencia y la Innovación, y este proyecto pondrá a Paterna en el mapa de la Europa del futuro, de las nuevas tecnologías y las energías renovables». El campus entrará de lleno en las nuevas tecnologías como la nanomedicina -una materia enfocada al tratamiento de patologías complejas-, la robótica, la impresión 3D, o la utilización de drones. Paterna cerró el pasado mes de abril un acuerdo «histórico» de cesión de parte de los terrenos del Acuartelamiento Daoiz y Velarde que el Ejército de Tierra posee en el casco urbano del municipio y que, en una primera fase, supondrán 389.647 metros cuadrados de superficie extra para sumar al actual barrio de Campamento.

Así, en esta primera tanda de reconversión Paterna proyecta el futuro Campus de Formación Profesional, un Laboratorio Urbano para investigar e impulsar proyectos empresariales punteros, un pulmón verde de 100.000 metros cuadrados y un número elevado de plazas de aparcamiento, además de áreas de recreo.

La Residencia de Oficiales se perfila como sede del campus, mientras que el edificio del llamado Centro de Telecomunicaciones (construcción levantada en 1913 como Estación Radio-telegráfica) albergaría el Laboratorio Urbano.

Se trata de dos inmuebles incluidos en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos de Paterna. Estas edificaciones se preservarán y pondrán en valor.

En el caso de la residencia, «la cesión va a ser prácticamente inmediata. En unos meses podremos disponer de ella para empezar a trabajar», según destacaron desde la Corporación paternera.