Paterna licita el proyecto del segundo túnel para eliminar el embudo de Fuente del Jarro

El único túnel de conexión entre las dos fases del polígono, que se tuvo que cerrar por el paso de una viga de 50 metros. / lp
El único túnel de conexión entre las dos fases del polígono, que se tuvo que cerrar por el paso de una viga de 50 metros. / lp

La esperada conexión tendrá una anchura de diez metros con un carril en cada sentido, paso para bicicletas y una acera peatonal

MARINA COSTAPATERNA.

La segunda conexión para acabar con el histórico embudo que arrastra el polígono industrial de Fuente del Jarro está un paso más cerca. Paterna acaba de licitar la redacción del proyecto y también la dirección de obras del segundo túnel para descongestionar el tránsito en el parque empresarial.

Este nuevo paso subterráneo, que conectará la primera con la segunda fase del polígono, mejorará la movilidad rodada y la seguridad de toda la zona.

El Ayuntamiento ha destinado 188.000 euros a la redacción del proyecto técnico y a la dirección de obras para acelerar la tramitación en lo posible. «Esta nueva conexión mejorará sustancialmente la movilidad, la seguridad y la competitividad del que es uno de los mayores polígonos industriales de España y de Europa», destaca el alcalde de Paterna, Juan Antonio Sagredo.

La ampliación de la CV-365 anunciada por Fomento mejorará los accesos al parque empresarial Por este amplio enclave industrial circulan al día una media de 12.000 vehículos

El primer edil ha indicado que el Ayuntamiento ha destinado 188.000 euros a la redacción de este proyecto con el que el Ejecutivo «comienza a hacer realidad esta infraestructura tan necesaria y tan reivindicada por empresarios y usuarios que no sólo mejorará las condiciones de movilidad rodada y de seguridad, sino que también solucionará los problemas de embotellamiento que se producen en esa zona».

En Ciudad de Ferrol

En este sentido, Sagredo ha recordado que este nuevo túnel, que discurrirá bajo las vías del ferrocarril y en paralelo al actual situado en Villa de Bilbao, se construirá en las calles Ciudad de Ferrol y Ciudad de Alcoy, tendrá una anchura aproximada de 10 metros con un carril en cada sentido, un carril bici y una acera peatonal. Además, a este túnel hay que añadir la construcción de un segundo acceso a la segunda fase del polígono que lleva a aparejada la ampliación de la CV-365 y que llevará a cabo el Ministerio de Fomento, según se anunció hace varios meses.

La problemática que presenta el único túnel actual es prácticamente constante, especialmente en hora punta, teniendo en cuenta que por el parque industrial paternero circulan, diariamente, más de 12.000 vehículos. En la segunda fase de Fuente del Jarro operan más de 400 empresas.

La situación se complica bastante cuando este único acceso tiene que cortarse al tráfico por cualquier percance, lo que deja sin salida, literalmente, a miles de empleados, proveedores y clientes.

LLuvias persistentes y accidentes con camiones o elementos de gran tonelaje o de envergadura han obligado a cerrar al tráfico esta conexión básica.

Hace poco más de medio año, la maniobra de un camión cargado con una viga de 50 metros obligó a cerrarlo, lo que ocasionó un nuevo atasco en Fuente del Jarro para disgusto de decenas de conductores.

El problema de accesos ha sido la cuestión más reclamada por los empresarios del parque empresarial. Otro momento delicado se produjo durante el incendio de una empresa química, hace ahora algo más de dos años.

Este accidente se llevó por delante varias empresas de la manzana de la segunda fase del polígono y obligó a evacuar a más de 3.000 personas.

La Asociación de Empresarios de Fuente del Jarro lleva décadas denunciando el problema de seguridad que genera la existencia de un solo acceso entre la primera y la segunda fase.

El Ayuntamiento está trabajando en otras mejoras como el desarrollo de un plan de seguridad integral, actualmente en fase de redacción, además de en la instalación de más hidrantes y cámaras de vigilancia. También se han asfaltado varias calles que presentaban un elevado deterioro y se ha proyectado un aparcamiento de camiones para evitar que estacionen en calles y arcenes.