Paterna levantará un muro temporal para usar la primera parte cedida de los cuarteles militares

El edificio conocido como de telecomunicaciones que formará parte de las nuevas dotaciones para futuro uso vecinal. / lp
El edificio conocido como de telecomunicaciones que formará parte de las nuevas dotaciones para futuro uso vecinal. / lp

Esta nueva separación de 240 metros permitirá iniciar de forma casi inmediata el acondicionamiento de instalaciones como la del campus y la pinada

MARINA COSTA PATERNA.

Un muro perimetral de 240 metros lineales abrirá parte de los terrenos militares ya cedidos a la ciudadanía de Paterna. Gracias a esta separación temporal, que requerirá un presupuesto aproximado de unos 100.000 euros, el Consistorio podrá comenzar de forma casi inmediata las obras de adecuación de las instalaciones incluidas en la firma del convenio de reversión firmado con el Ministerio de Defensa.

«La construcción de un nuevo muro es una condición fundamental, puesto que ello permitirá desarrollar los proyectos en los terrenos desafectados y la actividad normal del Ejército. Esta separación temporal, hasta que se desafecten la totalidad de los terrenos cuando se trasladen las tropas, permitirá que en la próxima legislatura se pueda contar con una pinada de más 100.000 metros cuadrados para el disfrute de los vecinos», entre otras dotaciones, según destacó ayer el alcalde, Juan Antonio Sagredo.

Cuando se construya este nuevo muro, «garantizando la seguridad de los cuarteles, se procederá al derribo del antiguo, algo que será absolutamente histórico en la ciudad de Paterna».

Tras dividir ambas zonas, el derribo del antiguo muro será «histórico en la ciudad», resalta el alcalde

La primera fase de reconversión de los cuarteles militares de Paterna pondrá en marcha un futuro Campus de Formación Profesional, un Laboratorio Urbano para investigar e impulsar proyectos empresariales punteros, un pulmón verde de 100.000 metros cuadrados y un número elevado de plazas de aparcamiento y áreas de recreo.

La amplia Residencia de Oficiales se perfila como sede del Campus de FP, mientras que el edificio del llamado Centro de Telecomunicaciones (construcción levantada en 1913 como Estación Radio-telegráfica) albergaría el Laboratorio Urbano.

Se trata de dos inmuebles incluidos en el Catálogo de Bienes y Espacios Protegidos de Paterna que «se preservarán y pondrán en valor». En el caso de la residencia, «la cesión va a ser prácticamente inmediata. En unos meses podremos disponer de ella para empezar a trabajar», destacaron ayer fuentes municipales. Este acuerdo «histórico» de cesión de los terrenos militares, que el Ejército de Tierra posee en el casco urbano, da a Paterna una importante bolsa de suelo para uso dotacional de más de 389.000 metros cuadrados en una primera fase.

Un aspecto importante de este acuerdo es que «dentro del proceso de racionalización de infraestructuras, podría trasladar las unidades desplegadas en el Acuartelamiento Daoiz y Velarde a otra ubicación cuando se disponga de las infraestructuras necesarias» para ello.

Este apartado abre la puerta a la futura cesión total de las instalaciones, que incorporarían más de 700.000 metros cuadrados a la ciudad, mediante un acuerdo urbanístico. Una vez conseguidas ambas pastillas de terreno, se procederá a eliminar este nuevo muro provisional en el que ya se está trabajando para iniciar de inmediato la mejora de las dotaciones. El alcalde presentó en Madrid esta semana el proyecto del Campus de FP para los cuarteles militares con el objeto de lograr apoyos y financiación.