Paterna comienza la reparación de aceras en La Canyada con 2,8 millones de euros en inversión

Un tramo en obras de La Canyada. / lp
Un tramo en obras de La Canyada. / lp

El programa para eliminar puntos negros repavimenta más de 90 kilómetros de bordillos y 60.000 metros cuadrados de superficie

MARINA COSTAPATERNA.

La Cayanda está inmersa en un amplio plan de obras para reasfaltar tramos de aceras y bordillos, ya que algunos estaban muy degradados. Así, en los últimos meses, se han intensificado las actuaciones de mejora en calzadas y áreas pavimentadas. El Ayuntamiento de Paterna ha efectuado una treintena de actuaciones hasta el momento para mejorar la movilidad en el barrio.

Las actuaciones se incluyen en la IV fase del Plan Transforma, un plan de obras en el que el Ayuntamiento ha invertido 2.848.000 euros para mejorar el aglomerado asfáltico de 60.000 metros cuadrados de superficie y reparar más de 90.000 metros lineales de bordillos.

Entre las actuaciones destacan la reparación de aceras en las calles 8, 9 y 11 el arreglo de baches en diferentes tramos de calzada de más de una decena de calles o el rebaje de aceras para hacerlas accesible en cruces de bastante tránsito como el de la calle 203.

También se está acometiendo el rebaje del asfaltado para hacerlo más accesible

Tal y como ha explicado la teniente de alcalde de Seguridad, Movilidad y Transición Ecológica, Nuria Campos «estas obras van a permitir, no sólo reforzar la seguridad rodada, sino también mejorar la accesibilidad en aceras que faciliten el tránsito de peatones». A ese respecto, Campos ha señalado que «las intervenciones se están realizando teniendo en cuenta, precisamente, no solo el análisis realizado por la Policía Local de Paterna y la Oficina Técnica de Infraestructuras, sino también las peticiones presentadas por los propios vecinos y vecinas».

Además, Núria Campos ha recordado que las actuaciones se incluyen en la IV fase del Plan Transforma, un programa de obras previsto para para mejorar el aglomerado asfáltico de todos los puntos recogidas en dicha actuación.

La situación que presentan muchas calles de la zona, especialmente deterioradas por las raíces de las numerosas pinadas que crecen en el barrio residencial, obligó a poner en marcha esta nueva intervención que se centrará en varios puntos negros, algunos situados en Montecañada, el Plantío y la Vallesa.