Paterna acelera las negociaciones con Defensa para lograr la cesión de parte de los cuarteles

Parte de las instalaciones militares de Paterna. / lp
Parte de las instalaciones militares de Paterna. / lp

La salida de Compromís del Gobierno, que reclamaba la entrega gratuita de los terrenos, permite 'reconducir' un proceso que parte de 2015

MARINA COSTA PATERNA.

Paterna intensificará las negociaciones abiertas con el Ministerio de Defensa para lograr la cesión de parte de los cuarteles militares. Este va a ser «el gran reto» del Gobierno de Juan Antonio Sagredo en lo que queda de legislatura. La negociación, iniciada en el año 2015, busca abrir a la ciudadanía parte de los cuarteles de Daoiz y Velarde, una gran pastilla de terreno de más de 400.000 metros cuadrados, situada en el casco urbano.

El Ayuntamiento confía en llegar finalmente a un acuerdo para desafectar parte de las instalaciones. «La fórmula sería un convenio urbanístico muy parecido al del Hospital de Mislata», según destacaron ayer fuentes del Ejecutivo.

Otro punto importante será, una vez conseguida la cesión, poner en marcha una consulta ciudadana para elegir el futuro uso de los terrenos desafectados, si finalmente se consigue rubricar el acuerdo con el Ministerio de Defensa.

El Ejecutivo plantea realizar una consulta ciudadana para determinar los usos La fórmula «sería un convenio urbanístico parecido al del Hospital Militar de Mislata»

«Los vecinos de Campamento, los más afectados y reivindicativos, serán fundamentales para decidir el nuevo futuro» de estos terrenos, que podrían transformarse en amplias zonas verdes con construcciones para uso cívico o cultural para disfrute de la ciudadanía.

Desde el Ejecutivo paternero destacan «la magnifica relación que tiene Paterna con el Ejército, pues forma parte de la historia de la Villa. Siempre ha existido colaboración. De hecho, se han cedido parte de las instalaciones para diversos actos, con total normalidad, en varias ocasiones».

Dentro de la amplia instalación militar se encuentra una zona boscosa de grandes dimensiones que podría convertirse en un pulmón verde urbano para el esparcimiento y disfrute vecinal. También hay diversas naves en las que se podrían ubicar instalaciones para uso ciudadano como aulas de formación o dependencias culturales. Durante el inicio de las negociaciones también se habló de la existencia de una piscina que podrían aprovechar los vecinos con el cierre de este acuerdo de cesión.

La reciente salida de Compromís del Equipo de Gobierno paternero reconduce ahora los puntos básicos de la negociación, ya que la formación pidió en su momento la cesión gratuita de los terrenos.

Desde el Ejecutivo socialista recalcan que «descartamos la postura de Compromís porque sabemos que no nos los van a regalar. Hay que ser realistas y partir de esa base, como es lógico, para llevar la negociación abierta a buen puerto».

También el PP criticó en su momento la postura de Compromís de «ir por libre». «Pedir la cesión gratuita de estas instalaciones es una quimera, más aún cuando no se trata de una zona desmilitarizada. Siempre que Defensa ha decidido deshacerse de algún bien, lo ha hecho por venta directa o por pública subasta, nunca a coste cero», destacó.

El área de los cuarteles es la única alternativa de crecimiento para un barrio como el de Campamento, en el que residen aproximadamente unos 9.000 vecinos. La extensión del mismo, de hecho, es similar a la que ocupan las instalaciones militares.

Hace unos ocho años, la disolución de la Agrupación de Apoyo Logístico número 31 y la marcha de 200 militares del cuartel de Paterna, ya puso sobre la mesa la posibilidad u oportunidad de adquirir parte de los terrenos al Ministerio de Defensa para reconvertirlos en zonas de uso urbano.

Los residentes del barrio anexo, que precisamente lleva el nombre de Campamento por dicha instalación, también han reclamado el uso de «amplias instalaciones que llevan muchos años en claro desuso».

Fotos

Vídeos