El paso inferior de la V-30 en Xirivella se abrirá en un mes tras un año en obras

El paso inferior para enlazar la A-3 con la V-30. / j. monzó
El paso inferior para enlazar la A-3 con la V-30. / j. monzó

La infraestructura servirá para conectar con la A-3 y evitará el paso de los camiones por Xirivella en dirección al puerto

ISABEL DOMINGO VALENCIA.

La construcción del paso inferior en la V-30 a su paso por Xirivella, que permitirá la conexión directa desde la A-3 sentido Valencia hacia esta carretera en dirección al puerto, entra en la recta final. Tras más de dos años en obras, con alguna paralización de por medio, el túnel entrará en funcionamiento en la primera quincena de agosto, según fuentes consultadas por este periódico, dando así respuesta a una de las reivindicaciones históricas de Xirivella y de organizaciones como la Cámara de Contratistas de la Comunidad Valenciana.

Su puesta en marcha (queda pendiente saber si habrá una inauguración oficial con presencia del ministro de Fomento, José Luis Ábalos) será la segunda referida a una infraestructura nueva en la provincia de Valencia tras la ampliación del tercer carril de la A-3 en el tramo comprendido entre Valencia y Buñol, otra carretera que también tuvo un historial amplio de paralizaciones y retrasos. Casi seis años se prolongaron los trabajos en este caso.

En el del paso inferior de la V-30, las obras, que se adjudicaron por 10,18 millones -aunque rondarán los 13 millones al concluir-, comenzaron en marzo de 2016 pero las actuaciones de mayor envergadura y con afección al tráfico se iniciaron en agosto del año pasado.

Los trabajos, con un coste cercano a los 13 millones, han provocado atascos en el área metropolitana

Esto provocó incluso un cruce de declaraciones entre el Ayuntamiento y la Delegación del Gobierno, ya que el alcalde, Joan Ribó, llegó a hablar de colapsos de tráfico y aumento de la contaminación por los desvíos establecidos y acusó al Ministerio de Fomento de falta de información sobre la ejecución de esta infraestructura.

Valencia no se llenó de camiones pero la segunda fase de las obras del paso inferior sí que provocó en los últimos meses numerosas retenciones tanto a primera hora de la mañana como a última de la tarde, coincidiendo con el grueso de los desplazamientos de los conductores.

Reposición de acequias

Esta fase se extendió a lo largo de ocho meses, ya que a finales del pasado marzo entraba en servicio la calzada lateral de la V-30 en Xirivella, lo que permitió recuperar los accesos del municipio por la A-3 y la V-30, cerrados desde agosto de 2017, y agilizar el tráfico en la zona.

Previamente se había trabajado en el traslado de canales de riego y reposición de las acequias de Favara, Oro y Mislata (encargadas del riego de los campos de arroz de la Albufera), instalaciones eléctricas y eliminación de vías ferroviarias.

Precisamente la retirada de la topera y de unos 40 metros de vía del antiguo ferrocarril de Llíria estuvo detrás de la paralización de la infraestructura entre mayo y noviembre de 2016 pues Fomento no autorizaba a la adjudicataria el modificado de 50.000 euros para realizar estas tareas.

Desde el pasado marzo se intensificaron los trabajos de construcción del paso inferior en sí, que tiene una longitud de 540 metros, ejecutado mediante muros pantalla. En total, el ramal para enlazar la A-3 y la V-30, y evitar así el paso por la glorieta de la CV-403 en Xirivella, tiene una longitud de dos kilómetros. Actualmente la V-30 soporta una IMD de 80.000 vehículos, con gran número de vehículos pesados que utilizan esta vía para acceder al puerto de Valencia.

Fotos

Vídeos