El Partido Popular de Alaquàs exige una mejor accesibilidad en el centro de salud

El aire acondicionado lleva sin funcionar en seis salas desde mayo y el ascensor ha estado frecuentemente sin servicio, ocasionando problemas

UISO CRESPOALAQUÀS.

Avanza el verano pero sigue sin encontrarse una solución firme e inmediata para subsanar la situación que viven los vecinos de Alaquás.

El Centro Sanitario Integrado del municipio tiene averiado el aire acondicionado en seis salas desde el mes de mayo y la única alternativa que se ha llevado a cabo para solventar este caso ha sido entregar ventiladores a los empleados. Una situación que lamentan desde este establecimiento público.

Otro de los problemas con los que cuenta el centro de salud son las continuas averías de su único ascensor. Tratándose de un edificio que se distribuye en varias plantas con diferentes servicios y consultas se imposibilita su uso a las personas con movilidad reducida. Por esta razón, el Partido Popular de Alaquàs presentó ayer una moción para subsanar estas deficiencias.

El gobierno afirma que se ha reunido con la Conselleria para buscar soluciones

«Este problema recurrente de accesibilidad está causando importantes trastornos a los usuarios hasta el punto que incluso se está derivando a pacientes de rehabilitación a otras localidades como Xirivella», informó el partido. Además, aseguran que existe un «enfado considerable por parte de los usuarios». Ante esta situación presentaron una moción para que el ayuntamiento exija a la Conselleria de Sanitat Universal i Salut Pública de la Generalitat Valenciana la inmediata subsanación de las deficiencias de accesibilidad del Centro Sanitario integrado en Alaquàs», señalaron en el comunicado.

Por su parte, el alcalde Toni Saura pide disculpas a los vecinos y lamenta los hechos acontecidos. «Estamos en contacto constante con la Conselleria para que lo solucionen lo antes posible», aseguró.

Saura afirmó que están trabajando para proceder a la mejora del ascensor, así como la reparación del motor, que es la pieza dañada de este aparato.

Usuarios molestos

El hecho de no poder trasladarse de una planta a otra en ascensor provoca que algunos usuarios se tengan que marchar sin poder ser atendidos. Pese a ello, el personal sanitario baja voluntariamente a la primera planta para poder atender a los pacientes y así subsanar esta situación.

El miércoles se dio el caso de un hombre que tenía cita en la consulta de espirometría que está situada en el tercer piso y que no pudo llegar a esta sala debido a que iba con muletas, tal y como informó LAS PROVINCIAS.

Cabe recordar que el lunes una mujer y su bebé quedaron atrapadas en la cabina hasta que el personal del centro avisó a los técnicos para que pudieran sacarla.