Un operario de tren muere por una descarga de 25.000 voltios en Silla

Guardias civiles y personal del retén fúnebre trasladan el cuerpo del trabajador, junto a las vías del tren, ayer en Silla. / Jesús signes
Guardias civiles y personal del retén fúnebre trasladan el cuerpo del trabajador, junto a las vías del tren, ayer en Silla. / Jesús signes

La víctima se electrocutó cuando estaba en un vagón cisterna durante tareas de fumigación de las vías en las obras del AVE Valencia-Alicante

J. A. MARRAHÍ/EFE SILLA.

Tragedia en las vías del tren. Un operario de 38 años de origen granadino y empleado de Ferrovial murió ayer en Silla en un accidente laboral. Una descarga eléctrica de unos 25.000 voltios lo dejó carbonizado. Según las primeras investigaciones de la Guardia Civil, se electrocutó al entrar en contacto o aproximarse a la catenaria durante unas tareas de mantenimiento en la futura línea férrea de alta velocidad entre Valencia y Alicante.

El siniestro se produjo sobre las diez de la mañana, junto a un convoy de varios trenes de Ferrovial Agroman, algunos provistos de cisterna. Estaba detenido bajo un paso elevado de la carretera CV-42 que discurre por encima de la línea férrea. Según fuentes del Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF), este tren «estaba haciendo unos trabajos de fumigación en las vías» de la futura línea del AVE. La principal hipótesis sobre el accidente es que el operario del tren herbicida «se subió a lo alto de un vagón cisterna y se electrocutó».

La voz de alarma sobre lo sucedido la dio un transportista de una empresa de Pinoso que se había aproximado con su camión cisterna a las vías para unas tareas de trasbase de líquido, al parecer agua, entre su vehículo y las cisternas del tren. Se trata del único testigo y no vio directamente lo que le sucedió a la víctima. En su primera llamada al 112 se refirió a una «explosión» y hasta el lugar se trasladaron con la máxima urgencia agentes de la Guardia Civil de Silla y Picassent, policías locales y varias dotaciones de bomberos del Consorcio Provincial de Valencia.

Alerta por explosión

Al llegar al lugar, los efectivos comprobaron que el convoy de trenes estaba en perfecto estado, pero la víctima presentaba severas quemaduras. Todo apunta a que el camionero confundió el potente chasquido de la electrocución con una explosión que finalmente quedó descartada, pues no había ningún desperfecto estructural ni en los vehículos ni en las instalaciones.

El alcalde de Silla, Vicente Zaragozá, vinculó el accidente con un posible movimiento de la escalera en la que se hallaba la víctima hasta entrar en contacto con la catenaria. No obstante, apostilló, «se tendrá que investigar lo sucedido y se determinará en el informe pericial». Aseguró el edil que el cuerpo del operario quedó «totalmente carbonizado».

Los policías locales que acudieron al lugar, ahondó el alcalde, se encontraron con una escena «dantesca». Los agentes intentaron averiguar cuál era su empresa a través del uniforme de trabajo, pero «estaba sin ropa, desnudo, y con todo el cuerpo quemado». Según añadieron fuentes de Adif, el accidente no afectó en lo más mínimo al tráfico de trenes porque se trata de un tramo de vías que todavía está en obras.