Las obras de la estación de Albal comenzarán antes de que acabe este año

El alcalde, Ramón Marí, con representantes de ADIF en la constitución de la comisión. / lp
El alcalde, Ramón Marí, con representantes de ADIF en la constitución de la comisión. / lp

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (ADIF) y el Consistorio constituyen la comisión que hará el seguimiento de los trabajos

ADA DASÍALBAL.

A finales de este año comenzarán las obras de la estación de Renfe de Albal que permitirá que los vecinos no tengan que desplazarse a otras localidades cercanas para utilizar este servicio público. Aunque el plazo ya estaba señalado, el Administrador de infraestructuras Ferroviarias (ADIF) se lo confirmó al alcalde, Ramón Marí, durante el acto de constitución de la comisión de seguimiento de los trabajos.

Este órgano velará por el cumplimiento del convenio entre ADIF y el Consistorio albalense por lo que coordinará los trabajos, plazos de ejecución y financiación del proyecto. En él estarán como representantes del municipio, el primer edil y el ingeniero de Obras Públicas, Óscar González y, por parte de la empresa ferroviaria, el subdirector territorial de Estaciones Este, Juan Bautista Cano y el Jefe de edificación, Francisco Javier García.

La creación de esta comisión era uno de los puntos recogidos en las cláusulas del acuerdo, en las que, además, se indica la obligación de reunirse periódicamente. Por ello, el próximo encuentro se ha fijado para el 13 de diciembre cuando las obras de la estación ya habrán comenzado, según ha informado ADIF.

La construcción de esta infraestructura ferroviaria avanza según los plazos establecidos y, en estos momentos, se encuentra en trámites de adjudicación. Ramón Marí ha vuelto a mostrar su satisfacción por la consecución de lo que denomina «uno de los hitos más importantes de la legislatura». El primer edil explica que se están cumpliendo los plazos y la estación supondrá, «un revulsivo social, demográfico y económico histórico para el municipio».

Otro de los pasos que se dio antes del verano fue la firma de las actas previas a la ocupación por parte de la decena de propietarios de terrenos que se verán afectados por la construcción de esta infraestructura, que ocupará un total de 8.000 metros cuadrados, 4.500 de titularidad privada y el resto aportado por el Ayuntamiento. El próximo jueves 19 de septiembre se firmarán los documentos de forma que los perjudicados cobrarán las expropiaciones antes de que finalice el presente año.

El presupuesto para la estación es de 6,6 millones de euros y cuenta con un plazo de ejecución de 18 meses. En el convenio entre ADIF y el Consistorio se establece que el porcentaje a aportar por la administración local es del 43% del coste de ejecución del proyecto, por un importe de 3,3 millones de euros, más IVA, y 771.033 euros de las expropiaciones de los terrenos.

No obstante, el Ayuntamiento firmó el pasado mes de abril un protocolo para la cofinanciación de la estación con la Conselleria de Vivienda, Obras Públicas y Vertebración del Territorio y la Diputación de Valencia, con el fin de hacer frente al pago de la parte del proyecto que supondrá un paso adelante para el transporte público en el municipio.