Una nueva ruta peatonal une Alfafar con la zona comercial

La iniciativa pretende reducir el peligro de los peatones en algunos tramos y fomentar los recorridos a pie desde los diferentes barrios

ADA DASÍ ALFAFAR.

Un ruta peatonal, señalizada y separada de la calzada, comunica el casco urbano de Alfafar, desde distintos barrios, con la zona comercial. El Ayuntamiento pretende con esta iniciativa «favorecer el desplazamiento de los vecinos» hasta Alfafar Parc y, sobre todo, «prevenir posibles accidentes, evitando el paso de peatones por la rotonda que conecta la localidad con la V-31 y Massanassa, de tráfico notable a lo largo del día», como señalan fuentes municipales.

Una de ellas sirve de conexión desde el casco antiguo, transcurre por la avenida Orba, el camino del Cementerio y el polígono número 12. La segunda ruta, por su parte, inicia al recorrido en el barrio Orba y transcurre por Alfalares, la CV-4125 y el polígono número 12.

Antes, este barriada no disponía de una conexión peatonal adecuada con la zona comercial e industrial. El itinerario para viandantes discurría adosado a la plataforma de la carretera CV-412 en el paso superior sobre el ferrocarril finalizando con su llegada al cementerio municipal y sin que tuviera continuidad hacia el este.

El itinerario conecta el casco antiguo y Orba y Alfalares con el área de negocios El trayecto para los viandantes está pintado de rojo y separado físicamente de la calzada

Ahora, ambos recorridos están señalizados de color rojo por donde discurre y separados físicamente de la calzada para mayor seguridad, definiendo el espacio de forma clara tanto para los peatones como para los vehículos.

Además de dinamizar el tránsito hacia la zona comercial y promover así los negocios que se ubican allí y a lo largo del recorrido, con esta ruta peatonal el área de Urbanismo pretende poner a disposición de la ciudadanía «una alternativa más segura para acceder a esta área, así como una posibilidad más saludable y ecológica que el tradicional desplazamiento en vehículo a motor», como señalan desde el departamento.

Esta acción se enmarca dentro del Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS) en el que también se recoge la creación de una red de carril bici hasta el área comercial. Para ello, se cuenta con un presupuesto de 150.000 euros, de los que 75.000 están subvencionados por fondos europeos y el resto corresponde al Ayuntamiento.

El proyecto de este carril bici prevé una reducción del CO2 de 561.176 kilos ya que se fomentan este medio de transporte sostenible frente a los desplazamientos que se realizan actualmente en vehículos a motor.

Desde el Ayuntamiento señalan que esta es un forma de «concienciar sobre la contaminación cambiando el vehículo a motor por la bicicleta, siendo más saludable y sostenible». «Es la apuesta del Consistorio por instaurar de una manera progresiva el carril bici para fomentar el uso de este medio de transporte».

En las encuestas realizadas para elaborar el PMUS, la importancia que los vecinos otorgan al criterio de sostenibilidad medioambiental en la elección del modo de transporte para sus desplazamientos resultó ser muy alta, elegida por alrededor de un 60% de la población.

Fotos

Vídeos