Una mujer con su bebé se queda atrapada en el ascensor del centro de salud de Alaquàs

Una mujer con su bebé se queda atrapada en el ascensor del centro de salud de Alaquàs
LP

La falta de ascensor obliga a los médicos de la localidad a atender a los pacientes en la planta baja

UISO CRESPOALAQUÀS.

El personal sanitario y los usuarios del centro de salud de Alaquàs continúan indignados con las condiciones que presenta el establecimiento. Los problemas con el ascensor, el único del ambulatorio, son tan constantes (ahora está averiado) que los especialistas tienen que atender a los pacientes en la planta baja porque muchos de ellos no pueden subir las escaleras hasta las consultas. Según explican desde el centro de salud, el personal de administración llama a las consultas y los médicos bajan, aunque esta solución no es factible en algunos casos porque se necesitan medios.

De hecho, ayer se dio el caso de un hombre que tenía cita en la consulta de espirometría que está situada en el tercer piso. El paciente no pudo llegar a esta sala debido a que iba con muletas y el ascensor sigue sin funcionar, con lo cual tuvieron que darle otra fecha para que sea atendido.

Y es que si el jueves pasado LAS PROVINCIAS informó de que otra vez este recinto se quedaba sin ascensor y que estaba con el aire acondicionado averiado, el lunes una mujer y su bebé quedaron atrapados en la cabina hasta que el personal del centro avisó a los técnicos para que pudieran sacarla. «Estaba agobiada» ante esta situación.

Un usuario que iba en muletas tuvo que marcharse a casa al no poder subir las escaleras

Pero es que ayer, una mujer de aproximadamente 50 años, según fuentes del centro de salud, acompañaba a su madre cuando la primera cayó rodando por las escaleras. Inmediatamente una enfermera que estaba unos escalones más bajo acudió a atenderla, llegándola a frenar para evitar una caída todavía mayor. «Se golpeó la cabeza bastante fuerte», aseguran las mismas fuentes. Tuvieron que ponerle «hielo para la cara por el golpe», añaden. Se vio un poco mareada, aunque no perdió el conocimiento. Afortunadamente su madre, de aproximadamente 80 años, no se vio involucrada en la caída. Precisamente ayer también

Ventiladores como solución

Los problemas no terminan en el ascensor para subir a las plantas superiores del centro de salud, tal como explican desde el ambulatorio. El aire acondicionado tampoco funciona, por lo que la dirección decidió repartir ventiladores a los empleados para poder subsanar este problema. Los entregaron en cajas y sin montar, lo que dificulta que el personal sanitario se ponga a instalarlos mientras tienen que atender a los pacientes.

Esta medida no ha gustado al equipo sanitario que tiene que atender a cerca de 30.000 personas. Fuentes del Sindicato de Enfermería Satse ya informaron de que la ola de calor que vivió la Comunitat Valenciana en semanas anteriores desesperó a usuarios y profesionales.