Los Moros y Cristianos de Torrent disparan 170 kilos de pólvora en las 'trabucaes'

El olor a polvorá invadió las calles de Torrent. / lp
El olor a polvorá invadió las calles de Torrent. / lp

A. DASÍTORRENT.

Los Moros y Cristianos de Torrent volvieron a disputarse un año más la propiedad de la Torre a golpe de trabuco. Los participantes en las 'trabucaes' dispararán hasta 170 kilos de pólvora en los dos encuentros que se siguen con gran expectación, el primero celebrado ayer.

Este año, el acto peligraba por el suministro de pólvora pero el problema se solucionó hace una semana permitiendo que los cerca de 200 tiradores, unos pocos menos que otros años, recorrieran las calles rodeados del estruendo característico. La primera trabucà fue seguida por numerosos espectadores, que vieron como el bando moro y el cristiano desfilaron, cada uno por una parte de la ciudad, haciendo sonar sus armas. El punto de encuentro fue a los pies de la Torre, donde los festeros acabaron con un estruendo final al unísono. Después, llegó el turno de los parlamentos, con referencias a la vida social y política de la ciudad.

El protagonismo de este acto recayó en la capitana mora, Encarna Puig, de la comparsa Muladins, acompañada de su alférez, Rebeca González, de las Omeyes, y en el capitán cristiano, Vicente Francés, de la filà Cavallers Hospitalaris, y su alférez, Sonia Guzmán, de Na Violant. Tras la victoria de los moros en los parlamentos y la representación dialéctica de la batalla, el domingo, también a las siete de la tarde y con el mismo recorrido, se celebrará la segunda trabucà y segundo parlamento, en este caso, con el triunfo y reconquista de la Torre por parte de los cristianos.

También, el pasado miércoles, los festeros más pequeños celebraron su particular Entrada infantil, organizada por la Federación de Moros y Cristianos de Torrent (FMCT), mostrando, una vez más, el arraigo que con el que cuenta esta celebración que ya es considerada como Bien de Relevancia Local.

El lunes 29 tendrá lugar la Gran Entrada, en la que participan más de 12.000 personas, entre festeros, invitados y visitantes, que no quieren perderse el espectacular desfile que incluye boatos muy elaborados, con la novedad de que dará la vuelta a la Torre.