El PP de Meliana vuelve a cargar contra el Plan Edificant para construir colegios

El pabellón de infantil del colegio del Crist de Meliana. / lp
El pabellón de infantil del colegio del Crist de Meliana. / lp

Los populares consideran que el proyecto es una «ruina», pero el gobierno afirma que el coste lo asume el Consell a través de los presupuestos

V. H.MELIANA.

El Plan Edificant, creado por la Generalitat para que los ayuntamientos construyan o reformen colegios e institutos en la Comunitat, vuelve a estar en el punto de mira en Meliana.

Mientras que el Partido Pupular critica la gestión del equipo de gobierno en la tramitación de este proyecto, el alcalde de la localidad, Josep Riera de Compromís, señala que la delegación de competencias solicitada a la Generalitat «nos permite agilizar los trámites de las obras y actuaciones previstas de mejora y reforma de las instalaciones educativas, siempre con el compromiso del Consell». Unas declaraciones que para los populares pierden peso al leer el informe del interventor municipal. «Este documento confirma lo que ya sabíamos. El Plan Edificant es una chapuza y las condiciones actuales del proyecto pueden suponer la ruina para Meliana», apuntan los populares.

Estas afirmaciones, según el PP, se basan en el supuesto de que el Ayuntamiento de Meliana tuviera que hacerse cargo del pago de los más de 12 millones de euros de este plan en caso de retraso o incumplimiento de la Conselleria. En este sentido, el documento establece que « el Ayuntamiento, al aceptar la delegación de competencias, será el responsable del pago de las certificaciones de obras, y que la omisión de las mismas conllevará el pago de los intereses de demora, independientemente de la relación que exista entre el Consistorio y la Generalitat», señala el informe. No obstante, el alcalde de la localidad indica que el planteamiento del PP «no tiene sentido, puesto que este proyecto está supervisado por la Conselleria».

El ejecutivo se encarga de todo el proceso técnico, desde la elaboración del pliego hasta la adjudicación

Además, destaca que los populares han tenido la opción de impugnar este plan durante las sesiones plenarias, y «han votado a favor las tres veces». En este sentido, afirma que el Ayuntamiento asume la delegación de competencias pero, al mismo tiempo, la Generalitat establece un compromiso donde se responsabiliza a abonar el presupuesto pactado en el acuerdo, en el «hipotético caso» de que el Consistorio tenga que pagar una posible demora.