Medio Ambiente limpiará la planta de Torrent que ha sufrido un nuevo incendio

Los bomberos sofocan las llamas ayer en la planta de reciclaje clausurada. / lp
Los bomberos sofocan las llamas ayer en la planta de reciclaje clausurada. / lp

La Conselleria asumirá el coste de 2,3 millones para devolver los terrenos a su estado antes de la explotación por la empresa

ADA DASÍTORRENT.

La Conselleria de Medio Ambiente iniciará los trámites administrativos para el desmantelamiento definitivo de la planta clausurada de reciclaje de Gemersa en Torrent y dotará de partida presupuestaria para poder llevar a cabo la retirada de los residuos que permanecen amontonados en el recinto para devolver los terrenos a su estado original antes de la explotación.

Este anuncio coincide con un nuevo incendio que se produjo en las instalaciones en la madrugada de ayer, el mismo día en el que el alcalde, Jesús Ros, tenía la cita prevista con el director de Cambio climático y Calidad Ambiental, Joan Piquer. Ros ha calificado este encuentro, solicitado por el Consistorio desde el pasado mes de junio, de «muy productivo y satisfactorio para los intereses del Ayuntamiento de Torrent». De hecho, el alcalde ya anunció que su objetivo prioritario era conseguir solucionar el problema sin que a la ciudad «le costara un duro».

Y es que un informe de la propia administración valenciana cifraba esta actuación en 2,3 millones de euros. En el documento, además, se recoge que el volumen de escombros, en su mayor parte procedente de la construcción pero donde también hay plásticos y derivados del petróleo, alcanza los 73.500 metros cúbicos.

En 2010, según explicó Ros, «fue esta administración valenciana la que concedió la autorización a la empresa y debería haber hecho un seguimiento». «El Ayuntamiento solo dio el permiso de obras para las instalaciones con las que cuenta la planta». Fue en 2016, cuando el Consell comunica la caducidad de la autorización ambiental integrada a la empresa que gestionaba la planta, en concurso de acreedores, y la apertura del expediente contra ella. Un año después, por resolución, se ordenaba a la mercantil la retirada de los residuos y al no cumplir el plazo establecido, se iniciaba el procedimiento de ejecución subsidiaria.

Columna de humo

Ayer, volvió a resurgir el incendio que hace unos días afectó a la planta y la columna de humo llegó hasta el casco urbano, localidades vecinas e incluso hasta la capital. Desde primera hora de la mañana, el cuerpo de bomberos trabajó en la extinción de un nuevo foco declarado alrededor de las 5 de la madrugada. Hasta el lugar se desplazaron unidades de Policía Local y Protección Civil de Torrent para colaborar en las tareas. De igual manera, el Ayuntamiento ha contado nuevamente con la implicación de las empresas locales, que han puesto a su disposición maquinaria y medios humanos para agilizar las tareas, que se prolongaron hasta la tarde.

La planta ya sufrió otro suceso similar el pasado 29 de septiembre que tardó 48 horas en sofocarse. Según fuentes consultadas, esta vez, las llamas han surgido de otro de los montones de escombros que se amontonan en la zona, diferente al que se vio afectado hace unos días. En aquellos momentos, los bomberos, una vez controlado, sustituyeron el agua por arena para extinguirlo, se hicieron cortafuegos para evitar que se propagara entre las montañas de residuos y se estableció un turno de vigilancia hasta darlo definitivamente por sofocado.

Este sería el cuarto incendio que sufren estas instalaciones abandonadas desde 2015 y que levantó las quejas de los vecinos de la zona por el «humo tóxico» que desprendía, aunque según los técnicos medioambientales, esta vez, no había contaminación.