Malestar en la oposición de Paiporta por la elección de representantes locales

El Partido Popular acusa al PSPV de «falta de diálogo» por no acordar una iniciativa conjunta que frene la propuesta del equipo de Gobierno

VANESSA HERNÁNDEZ PAIPORTA.

El Partido Popular de Paiporta estudió el lunes con las otras dos formaciones de la oposición (PSPV y Ciudadanos) una de las mociones que hoy Compromís presentará en la sesión plenaria.

Dichas fuentes adelantaron a este medio que, el equipo de Gobierno, constituido por Compromís y Podeu, planteará una iniciativa municipal sobre gestión pública. Una decisión del ejecutivo que se basa en el cambio de los representantes dentro de varias entidades públicas.

Según Vicente Ibor, portavoz del Partido Popular, esta propuesta busca «expulsar» a los miembros socialistas de estos organismos públicos y «situar a representantes de Compromís y Podeu en su lugar». Esta modificación corporativa, podría materializarse si uno de los tres partidos se abstuviera durante la propuesta municipal. Por este motivo, el PP solicitó tanto al PSPV como a Ciudadanos llegar a un acuerdo y presentar una oposición en conjunto. Según Ibor, los números están a su favor y un consenso común facilitaría la ocupación de algunos cargos públicos en estas entidades.

Entidades públicas

Entre estos organismos se encuentran la Mancomunitat Intermunicipal de l'Horta Sud que tiene como regidor al socialista Vicent Ciscar, el Comité local de Cruz Roja gestionado por Sánchez Tarazona del PSPV o el Consell Escolar Municipal que tiene como vocal a la portavoz del PSPV, Maribel Albalat.

En este sentido, según fuentes populares, si la oposición vota en contra no podrían modificar los miembros de las corporaciones. «Este ejecutivo está gobernando en minoría, no representa al pleno», subrayaron fuentes del PP. Sin embargo, PP y PSPV no llegaron a ningún acuerdo para presentar una oposición conjunta y los populares no entienden la decisión socialista. «Poder formar parte, aunque sea como suplente, de estas entidades, es una cuestión simbólica, no tienen efecto práctico a cinco meses de las elecciones», destacó Ibor.

Por su parte, la portavoz socialista, Maribel Albalat afirmó que no pactaron con el PP porque paralizar esta moción del Gobierno «no es una prioridad para el PSPV». Según fuentes socialistas, es una propuesta absurda, hay temas más interesantes que abordar a pocos meses de las elecciones municipales. Sin embargo, destacaron que los socialistas merecen estar en esos puestos porque forman parte de las entidades desde que llegaron al Gobierno.

Hay que recordar que el PSPV formó parte durante tres años del ejecutivo hasta que decidieron junto con la militancia abandonar el Gobierno. No obstante , según Albalat, el PSPV tiene todo el derecho a permanecer dentro de las entidades. Además, aseguró que si el PP decide abstenerse por no haber llegado a un acuerdo, será el único responsable de que la propuesta de Compromís se lleve a cabo.

 

Fotos

Vídeos