Límite 24 horas para formar gobiernos

La asamblea local de Compromís en Torrent. / lp
La asamblea local de Compromís en Torrent. / lp

Las negociaciones entre el bloque de izquierdas se resiste en municipios como Catarroja, Sedaví, Alcàsser y Torrent Pspv y Compromís celebran reuniones exprés para despejar los últimos interrogantes en l'Horta

V. H / A. D / M. CHORTA.

Las negociaciones entran en su etapa más decisiva. Muchos partidos han vuelto a retomar el contacto antes de adentrarse en las últimas 24 horas. Un día límite que decidirá el posicionamiento de cada formación durante el pleno de toma de posesión, que se celebrará mañana. En algunos municipios, las negociaciones están siendo complejas.

Es el caso de Paiporta, el lunes el PSPV y Compromís mantuvieron una reunión durante varias horas sin haber logrado alcanzar un acuerdo. En este sentido, mientras que los socialistas señalaron que el encuentro sirvió para poner en común algunos puntos programáticos, Compromís destaca la falta de compromiso del PSPV.

«Nosotros estamos llevando la iniciativa, se supone que el martes teníamos que reunirnos de nuevo y nos dieron plantón», señalan. Asimismo, también apuntan que el nuevo encuentro tendrá lugar hoy. Por lo tanto, se mantiene la incógnita de la decisión final de ambas formaciones.

Donde tampoco se ha llegado a ningún consenso progresista, pese a la necesidad estratégica de unirse, es en Alboraya, Massamagrell o Godella. En los tres municipios el PSPV ha sido la fuerza más votada, pero necesita apoyos si quiere gobernar con mayoría absoluta. «Miguel Chavarría esta hablando con todos los grupos políticos para alcanzar acuerdos», matizaron desde el PSPV. En esta línea, los socialistas intuyen que volverá a pasar lo mismo que en la anterior legislatura; todos los partidos se votarán a sí mismos en la sesión de investidura y, por ende, gobernará el PSPV, la lista más votada. Algo similar puede ocurrir mañana en Massamagrell, puesto que Compromís como Empoderem no votarán al candidato del PSPV, Paco Gómez, por estar imputado.

Por su parte, en Godella el pacto progresista se está retrasando. «Compromís y PSPV están en sintonía, sólo falta el compromiso de Unidas Podemos para reeditar el tripartito en la localidad», matizan fuentes municipales. En Puçol, hoy se han reunido el Partido Popular y Ciudadanos. «El encuentro ha ido bien, no hay nada concreto, tenemos que hablar con la dirección del partido», indican desde Cs.

Otros municipios donde el PSPV y Compromís no han logrado llegar a un acuerdo son Catarroja, Sedaví, Alcàsser y Torrent. En Manises, el alcaldable, Jesús Borràs (Compromís) pretende repetir el tripartito junto a sus socios de gobierno, PSPV y Unidas Podemos pero las negociaciones se están resistiendo. En Sedaví, los socialistas pretenden repetir el pacto con Compromís sin alternancia en el gobierno. En esta legislatura el equipo de gobierno empezó con un tripartito de estas dos formaciones y Podemos, que abandonó al segundo año, y la alcaldía se repartió entre PSPV que ostentó la vara de mando un año y en los otros tres estuvo en manos de Compromís. La oferta de los socialistas pasa por mantener tres concejalías para los ediles de su socio de gobierno, mientras que ellos se quedarían con las otras siete y la alcaldía. No obstante, desde Compromís, han manifestado que apoyarán la investidura pero que no formarán parte del equipo de gobierno, siempre y cuando se acepte su programa.

Alabajos

En Torrent, la asamblea local de Compromís aprobó, sin ningún voto en contra, que los concejales electos del grupo municipal voten a su candidato Pau Alabajos en el pleno de investidura, después de que el futuro edil, Jesús Ros, anunciara su intención de gobernar en minoría.

«En ningún momento el partido socialista nos ha manifestado su intención de conformar un gobierno de mayorías que contenga una hoja de ruta presupuestaria con una clara proyección social y transformadora para Torrent, más bien ha sido todo al contrario, comunicándonos un gobierno de pactos en minoría sin explicarnos ni el qué, ni el como, ni con quien, de las futuras acciones del gobierno municipal», señala su portavoz, Pau Alabajos.

En Catarroja, donde la fuerza más votada es Compromís, siguen los tiras y aflojas por la alternancia en la alcaldía por parte del PSPV mientras que en Alcàsser, las negociaciones van por buen camino y posiblemente hoy se cierre el acuerdo de gobierno.

En Xirivella, la reunión celebrada anoche entre PSPV y Compromís dejó claro que esta legislatura no se reeditará el pacto de la pasada. Aún así, Compromís señaló que garantizará la investidura del socialista Michel Montaner y colaborará «en la aplicación de políticas de izquierda». «Lamentamos que no se haya podido llegar a un pacto de gobierno, porque hemos hecho muchos esfuerzos en las negociaciones, pero tampoco es un drama», matizó el portavoz, Ricard Barberà.