Per l'Horta solicita paralizar la ampliación norte del Puerto

La entidad ecologista exige a la Generalitat que aplace la adjudicación de esta terminal antes de que la autoridad portuaria apruebe la iniciativa

V. HHORTA.

La asociación ecologista Per l'Horta solicita a la Conselleria una moratoria de la ampliación norte del Puerto de Valencia. A través de un comunicado, la entidad ha reclamado como primera medida de urgencia que se posponga la adjudicación de esta nueva terminal que la autoridad portuaria tiene previsto aprobar el próximo día 26 de julio. «La autorización de este acceso imposibilitaría una paralización o anulación del proyecto, puesto que las administraciones públicas tendrían que satisfacer elevadísimas compensaciones a la empresa contratada», destacan.

Por este motivo, desde Per l'horta piden al Consell que analicen el modelo de crecimiento del recinto portuario dada la situación de emergencia climática. «La magnitud de estas obras tendrán un impacto de gran alcance sobre la ciudad y la comarca de l'Horta por generaciones», señalan. En este sentido, afirman que la calidad de vida urbana se verá mermada, puesto que esta iniciativa también prevé triplicar la capacidad de servicios actuales del Puerto. «Esto supondrá un incremento del tráfico de 6.000 a 18.000 camiones diarios, que inevitablemente creará la necesidad de ampliar o crear nuevas infraestructuras de acceso, como esta polémica entrada», agregan.

Una actuación, que según la entidad ecologista, contribuirá a la polución acústica y deteriorará la calidad del aire. «Esta ampliación va en contra de las acciones que son necesarias para mitigar los efectos del cambio climático», apuntan.

Según dichas fuentes, esta propuesta contradice a las políticas de emergencia ambiental anunciadas por el presidente de la Generalitat, Ximo Puig, justo antes de las elecciones de mayo. Además, la agrupación denuncia la falta de participación ciudadana. «Se trata de una decisión tomada a espaldas de la ciudadanía, sin admitir ningún tipo de debate y con una evaluación ambiental de 2007 totalmente obsoleta», indican.

Inversión

En este sentido, las asociaciones ecologistas critican que este proyecto cuenta con una inversión de 1.400 millones de euros. También critican que la autoridad portuaria de Valencia evalúa la rentabilidad económica sin tener en cuenta los impactos negativos a largo plazo.

Entre ellos, la desaparición de las playas de la Albufera o la afección que sufrirá tanto el paisaje como el turismo sostenible. Por todo esto, desde la entidad piden que, el próximo viernes 26 de julio, Ximo Puig aplace la adjudicación de la nueva terminal norte del Puerto.

Asimismo, reclaman a la Generalitat que la ciudadanía pueda informarse y decidir sobre este «macroproyecto que afectará a los vecinos de la ciudad y la comarca de l'Horta. «Esperamos que sean conscientes de la gravedad de las consecuencias de una decisión apresurada», indican desde la agrupación.