L'Horta Nord exige «priorizar» la canalización del barranc dels Frares

El barranc dels Frares, en uno de los tramos en los que se desborda. / lp
El barranc dels Frares, en uno de los tramos en los que se desborda. / lp

Burjassot, Godella, Rocafort y Massarrojos reclaman agilizar el proyecto tras las inundaciones provocadas por las últimas lluvias

ADA DASÍ ROCAFORT.

Representantes municipales de Rocafort, Burjassot, Godella y Massarrojos, junto a las asociaciones Agro y Per l'Horta, se reunieron en el primer municipio para demandar a la Generalitat Valenciana la «necesidad urgente» de un proyecto sostenible que gestione el agua de lluvias en este entorno de l'Horta Nord, apenas unos días después del grave episodio de gota fría que provocó importantes daños materiales en la zona.

Este encuentro se produce tras un año del acuerdo entre estos cuatro municipios que instaba a la Generalitat a sustituir el anterior proyecto, que, en 2006, contemplaba la construcción de un gran canal en abierto de hormigón, por mitad de la huerta de Rocafort para unir el barranc dels Frares con el Palmaret Alt de Massarrojos, por una intervención que respetara el territorio con la instalación de infraestructuras verdes que absorbieran agua y, en caso de tener que realizarse, que la canalización fuera soterrada.

Cuando entró el Gobierno del Botànic, se creó una partida para las expropiaciones y «se tuvieron en cuenta las reivindicaciones. Ahora se está diseñando un nuevo proyecto con criterio de sostenibilidad y se ha creado una partida para expropiar a un precio digno, como reivindican los agricultores, y para su ejecución», explicó la alcaldesa de Godella, Eva Sanchis. «Es importante que las decisiones se tomen de abajo a arriba», puntualizó la concejala de Medio Ambiente de Burjassot, Lluna Àrias.

Por su parte, el alcalde de Rocafort, Víctor Jiménez, destacó la «prioridad» de este proyecto para evitar inundaciones y proteger la huerta del municipio, como patrimonio natural. «Tanto Godella como nosotros compartimos una zona inundable como es la desembocadura del barranc dels Frares que, cuando hay grandes precipitaciones, se desborda», explicó.

Jiménez también señaló que «desde el principio, contamos con una buena predisposición por parte de la Generalitat». «Hace un año que solicitamos los cuatro municipios, por consenso, el soterramiento del azarbe. Entendemos que se está redactando el documento técnico pero tenemos que poner en valor su importancia para nosotros y para que sea lo más respetuoso posible con nuestro entorno paisajístico y medio ambiental», añadió el primer edil. El alcalde siguió explicando que «estamos a la espera que la dirección general de Aguas remita el proyecto definitivo». «El año pasado, a través de una enmienda a los presupuestos de la Generalitat de PSPV y Compromís, conseguimos que se aprobara una partida para la licitación del estudio y ahora pedimos que se priorice», concluyó Jiménez.

No obstante, la solución pasa también porque los municipios tomen medidas, como puntualizó la alcaldesa de Godella. «El proyecto es necesario para conectar el barranc dels Frares con El Palmaret, porque el agua choca contra la acequia de Moncada y provoca las inundaciones» y añadió que «es imprescindible que cada municipio cree sistemas de drenaje sostenibles en la cuenca, aunque también es necesario el trabajo de la Generalitat y la Confederación Hidrográfica del Júcar», explicó Sanchis.

Esta afirmación fue refrendada por Àrias quien matizó que «es necesario que llegue el menor caudal posible, con un azarbe más amable, con estos drenajes sostenibles en la parte más alta».

El primer edil de Massarojos, Carles Verdeguer, añadió que se trata de un «problema histórico, porque hay muchos barrancos que desembocan allí y el asfaltado de caminos provoca que el agua lleve más velocidad».

Las entidades que acudieron a la reunión, Agro y Per l'Horta, también tuvieron voz en este encuentro y destacaron la necesidad de «que se informe sobre los pliegos» redactados para conocer el proyecto.

Fotos

Vídeos