El juzgado impide al Ayuntamiento de Paterna ocupar la cooperativa de agua de la Canyada

Primer intento municipal para tomar posesión de la cooperativa. / lp
Primer intento municipal para tomar posesión de la cooperativa. / lp

El Consistorio quiere resolver ya la situación jurídica y suministrar el agua potable a través de un servicio «eficiente» y «sostenible»

VANESSA HERNÁNDEZ PATERNA.

El juzgado de lo contencioso administrativo número 4 de Valencia ha acordado no autorizar al Ayuntamiento de Paterna a entrar a las instalaciones de la Cooperativa El Plantío y la Canyada. Esta entidad proporciona el servicio de abastecimiento de agua potable a cerca de 3.200 usuarios en La Canyada. Según el Partido Popular, esta decisión jurídica se centra en que la petición de acceso a las instalaciones por parte del Consistorio es objeto de un recurso contencioso administrativo interpuesto por la cooperativa.

Este es el principal razonamiento del juez para no autorizar al Ayuntamiento a acceder al interior de la compañía. Esta apelación por parte de la entidad se remonta a principios de julio cuando el Consistorio acudió a la sede a tomar posesión de los bienes. Un primer intento de entrada al que acudieron los técnicos y jefes del área de Infraestructuras, el técnico jurídico del departamento de Servicios, el letrado municipal y la Policía Local. Sin embargo, no pudo llevarse a cabo porque la cooperativa solicitó medidas cautelares para evitar la entrada del Ayuntamiento.

Por su parte, desde el Consistorio decidieron acceder a la sede porque así se aprobó en la sesión plenaria. «Con los votos a favor de PSOE y Compromís, se ratificó la reversión del servicio de abastecimiento de agua potable de la Cooperativa al Ayuntamiento», explicaron fuentes municipales.

Según la concejala de Infraestructuras, Núria Campos del PSPV, el plazo de concesión tácita de esta compañía caducó hace más de cuatro años. En esta línea, Campos subrayó que el equipo de Gobierno del que forma parte velará por el cumplimiento de la legalidad. «La concesión no fue obtenida mediante el procedimiento de licitación pública que establece la legislación reguladora en materia de contratación administrativa», aseguró. Otro de los motivos del Ayuntamiento para llevar a cabo la reversión de la cooperativa son las quejas vecinales; los usuarios protestan por el deficiente servicio de suministro de agua potable que ofrece la Cooperativa Valenciana El Plantío y las constantes averías que sufre su red de abastecimiento. Según Campos, de cada 100 litros de agua que se inyectan a la red, 53 se pierden.

«El objetivo es ocupar las instalaciones y comenzar a ofrecer a sus más de 3.500 usuarios paterneros el servicio de agua justo y eficiente que merecen», según fuentes municipales. Sin embargo, ayer el juzgado de lo contencioso administrativo número 4 de Valencia obstaculizó esta solicitud porque, a fecha de hoy, la medida cautelar que solicitó la compañía todavía se encuentra recurrida en apelación ante el Tribunal Superior de Justicia. Desde la oposición se mostraron asombrados por las formas con las que el alcalde socialista de Paterna, Juan Antonio Sagredo, está gestionando esta situación.

Según el edil del PP, José Vicente Riera, «la Canyada es lo que es, en gran parte, gracias a la cooperativa de agua, formada por casi todas las familias residentes en esa zona de Paterna y que nació para dar un servicio que el Ayuntamiento no era capaz de prestar».

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos