La jueza aplaza cuatro meses el desahucio de una familia en Massanassa

V. H.

massanassa. El Juzgado de Instrucción número 3 de Catarroja ha aplazado cuatro meses el desahucio de Coraima, Francisco y sus dos hijos, de 3 y 6 años. Esta familia, que lleva más de un año ocupando de forma ilegal una vivienda, solicitó en reiteradas ocasiones un alquiler social a la entidad propietaria del piso. «Podemos asumir esta renta, llevo más de un año trabajando», subrayó Francisco. No obstante, el titular del inmueble no quiso conceder esta vivienda a cambio de un alquiler social.

Por lo tanto, el desalojo siguió su curso, movilizando a asociaciones como la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), Frente Obrero o Stop Desahucios. Además de estas agrupaciones, desde el Ayuntamiento de Massanassa intentaron mediar con la jueza. Según Luis Vargas, representante de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH), el alcalde negoció con la sucursal bancaria para cerrar un acuerdo y que la familia continuara viviendo en el piso. «Es voluntad del banco poner fin a este drama, también a ellos les interesa este convenio para no tener el piso inutilizado», apuntaron desde la PAH.

Vivienda social

Hoy estas entidades están satisfechas porque gracias a este aplazamiento de cuatro meses, el Consejo de Dirección de la Entitat Valenciana d'Habitatge i Sòl (EVha), dependiente de la Conselleria de Vivienda, tiene tiempo para poder adjudicar una vivienda a esta familia. En su momento, esta institución se comprometió a buscar y habilitar una vivienda social.