Investigan si la reyerta de Albal está relacionada con los altercados de Aldaia y Picanya

El Ayuntamiento ha suspendido dos eventos festivos y ha incrementado la seguridad privada para vigilar los actos

ADA DASÍALBAL.

La Guardia Civil investiga la reyerta masiva ocurrida en la discomóvil de Albal de la madrugada del martes, en la que se vieron implicadas un centenar de personas, y si esta tienen conexión con las ocurridas en las localidades de Aldaia y Picanya, también durante sus respectivos festejos. Para ello, tratan de localizar algún vídeo que recoja los hechos, pues les consta que alguno fue publicado en redes sociales y posteriormente borrado.

Según han asegurado a EFE fuentes de la Guardia Civil, las investigaciones para esclarecer los hechos «continúan abiertas», aunque todavía no se ha detenido a ninguna persona implicada en la trifulca, en la que cuatro personas resultaron heridas y siete de ellas fueron identificadas.

DATOS

uSuceso
Más de cien personas participaron en esta trifulca y acabaron lanzando piedras contra los agentes.
uEfectivos
Hasta 12 patrullas de Policías Locales, Guardia Civil y seguridad privada intervinieron para disolver la pelea.
uResultado
Cuatro personas resultaron heridas y siete de ellas fueron identificadas, aunque no hay detenidos por el momento.

El alcalde del municipio, Ramón Marí, ha defendido la «contundencia» del Ayuntamiento frente a una pelea que, según ha comentado, «al parecer, estaba organizada» a través de redes sociales y en la que «no habría participado ningún joven de Albal». Marí ha calificado de «muy oportuna» y «prudente» la actuación de la Policía Local frente a las provocaciones de un grupo de personas que les lanzaba piedras, y ha valorado «que esperaran a contar con refuerzos de otros cuerpos locales y la Guardia Civil para disolver a este grupo y acabar con el problema».

Como medida de prevención para que estos hechos no vuelvan a repetirse, el Consistorio ha decidido incrementar la seguridad privada y duplicar la presencia policial.

También, tras reunirse con el grupo de festeros de Santa Anna se optó por cancelar las discomóviles previstas para la noche del miércoles y el sábado. Ayer por la noche, los playbacks falleros que estaban programados, transcurrieron sin incidentes. Este suceso también ha avivado las críticas vecinales respecto a la instalación de los barracones todos los años en la zona de La Balaguera, donde, además, se registran actos vandálicos de madrugada como la rotura de retrovisores de los vehículos aparcados.

El equipo de gobierno se plantea cambiar la ubicación de estas casetas y hacerlas itinerantes en los próximos años. Además, se han cerrado cinco barracones que no pertenecían a entidades ni colectivos locales.

En esta línea el PP de Albal, apunta que «venimos solicitando al equipo de gobierno reiteradamente que se replantee el acceso a estos barracones, solo para aquellos colectivos que estén constituidos en asociación, como fallas, banda de música o grupos deportivos». «De esta forma se puede ejercer un control real sobre las instalaciones en cuanto a limpieza y seguridad», añaden.

Por otra parte, además de lamentar lo que ha significado para los festeros anular dos de los actos, señalan que «en las últimas comisiones informativas, ya informamos de la falta de información y de previsión de estas fiestas, ya no solamente en cuanto a las actividades que se iban a realizar, sino en cuanto a la necesidad de reforzar con seguridad privada a nuestra Policía Local para que trabajen en condiciones de seguridad, dado que ellos garantizan la de todos los vecinos».