Los hosteleros de Burjassot pagarán menos por las terrazas

Una de las terrazas de hostelería del municipio de Burjassot. / lp
Una de las terrazas de hostelería del municipio de Burjassot. / lp

La asociación de empresarios denunció ante el Síndic la demora del equipo de gobierno en redactar las modificaciones de las ordenanzas

A. D. BURJASSOT.

La Asociación de Hosteleros Ahora Burjassot ha conseguido su propósito de que el equipo de Gobierno apruebe las ordenanzas fiscales en las que se contempla la reducción de tasas por las terrazas para que tengan efecto el próximo año. La presidenta de la entidad, Amparo Hurtado, señala la «satisfacción» porque «al final, se han atendido nuestras reivindicaciones que serán muy beneficiosas para los bares y restaurantes».

Además, también se modificó la ordenanza que regula los horarios, atendiendo a las reivindicaciones de los empresarios, de forma que el cierre en temporada de verano y fines de semana se amplía hasta las 1:30 horas y el resto del año a la 1. De esta forma, se equipara la legislación municipal a la marcada por la ley autonómica, y se unifican todas las zonas del municipio.

Este ha sido el resultado de un año de negociaciones con el Ayuntamiento que ha llegado a buena puerto, aunque la asociación recurrió al Síndic ante la dilatación de la puesta en marcha de la propuesta. No obstante, desde el Ejecutivo ya advirtieron que todo llevaba su proceso y que se estaba tramitando.

A partir del año que viene, en las tasas por las terrazas, se suprimen los módulos actuales y pasa a ser un precio fijo de 9,50 euros por mesa y cuatro sillas, al mes, y se quita la cuota máxima anual. De igual forma, se creará un padrón fiscal para las autorizaciones que elimina la obligación de renovar anualmente los permisos para instalarlas y para el que necesitará un acuerdo con la comunidad de propietarios.

En la sesión plenaria en la que se aprobaron las modificaciones de las ordenanzas, los grupos de la oposición recriminaron al equipo de Gobierno la demora en ponerlas en marcha. El concejal de Promoción Económica, Roc Lluis Senent, explicó que se han tenido que modificar dos puntos y matizó que es la plasmación del «acuerdo al que se ha llegado con la asociación hostelera».

Senent comentó que «las tarifas hasta ahora estaban divididas por zonas, y con el cambio se han unificado y pasan a costar 9,5 euros por mesa y cuatro sillas». Además, «se simplifica el trámite burocrático para el permiso para el que se necesitará solo un acuerdo con la comunidad de propietarios» y, por último, «no hará falta que se renueve cada año».

En su intervención, Totes per Burjassot, recriminó que la iniciativa llega «unos meses tarde» y recordó que el sector del comercio supone un 80% en el municipio». En este sentido, desde Ciudadanos plantearon que la hostelería es una «parte esencial de nuestro comercio y se ha descuidado durante estos años».

También advirtió que «las modificaciones son medidas pactadas en abril con la asociación, que mejorará las condiciones y ayudará a los negocios. Son positivas y consensuadas pero no entendemos el retraso. Se ha dejado pasar toda la temporada de verano y se aprueba ahora por la presión».

Por su parte, el PP, destacó la labor realizada por la Asociación Ahora Burjassot y señaló que la tasa «era abusiva respecto a lo que se paga en otros municipios». En esta línea apuntó que la tasa definitiva «no es la que propusieron los hosteleros». «Hay un informe técnico que dice que estaban pagando por encima del coste real del servicio. Todos los municipios colindantes cobran menos por las terrazas, como por ejemplo en Paterna son 53 euros al año, aquí 114 después de la rebaja, Godella la zona más barata tiene un coste de 33 y la más cara 80, y en Moncada se pagan 56 euros», señalaron los populares.

Contenido Patrocinado

Fotos

Vídeos