El hijo del alcalde de Silla se recupera tras estallarle un masclet en la mano

Un niño enciende un petardo, en una imagen de archivo. /
Un niño enciende un petardo, en una imagen de archivo.

El niño es un gran deportista y juega desde hace ocho años al fútbol, en las categorías inferiores de Levante

A. D.

El alcalde de Silla, Vicente Zaragoza, tuvo que abandonar la cremà de las fallas, tras recibir el aviso sobre las once y media de la noche de la Policía Local, de que su hijo, de 12 años, había sufrido un accidente grave con un masclet, mientras jugaba con sus amigos. El petardo, le destrozó tres de los dedos de una mano y fue trasladado al hospital la Fe donde fue operado de urgencia en la madrugada del martes.

El equipo de cirujanos, tras tres horas de operación, comunicaron a los padres que no perderá la movilidad de la mano y que consiguieron recuperar los tres dedos dañados tras la explosión del masclet, aunque le espera una larga rehabilitación.

Vicente Zaragozá, a través de las redes sociales, agradeció las «cientos de llamadas y mensajes», recibidos, y, por este mismo medio, comunicó que la operación del niño «ha sido todo un éxito y que después de la rehabilitación podrá realizar los mismos movimientos con su mano que hasta ahora».

El alcalde recibió el aviso cuando estaban procediendo a quemar el primero de los monumentos grandes del municipio, acompañando a las falleras mayores de la JLF, y abandonó inmediatamente el acto para acudir al hospital. Zaragozá comentó que «no sabes lo que es, hasta que no te pasa a ti».

La familia no se ha separado del pequeño ni un momento y ayer por la tarde, todavía permanecía sedado, por lo que no saben concretamente como ocurrió el incidente. El niño es un gran deportista y juega desde hace ocho años al fútbol, en las categorías inferiores de Levante.